Más bancos se suman a la guerra de las hipotecas baratas

stop

Banco Mare Nostrum rebaja el interés de sus préstamos a tipo fijo y también variable

01 de junio de 2015 (18:30 CET)

Banco Mare Nostrum (BMN) ha anunciado que rebaja el interés de sus hipotecas a tipo fijo y también de su hipoteca variable. La hipoteca variable de BMN, que hasta ahora tenía un diferencial del 1,70% al que había que sumarle el euríbor, ha bajado en 0,21 puntos porcentuales hasta situarse en euríbor 1,49%.

Eso sí, durante el primer año el interés pagadero será un punto porcentual superior, de euríbor 1,50%. El resto de condiciones de la hipoteca, con la que se puede solicitar hasta el 80 % de la financiación necesaria con un plazo de amortización de hasta 30 años, permanecen igual: comisión de apertura del 0,5% y cinco productos vinculados (seguro de vida, seguro de hogar, tarjeta de crédito, domiciliación de la nómina y suscripción de un plan de pensiones).

Hipotecas fijas desde el 2,60 % TIN

BMN también ha optado por reducir el interés de las tres hipotecas a tipo fijo que completan su catálogo hipotecario en una media de 0,65 puntos porcentuales. La hipoteca fija a 10 años ha bajado del 3,25% TIN al 2,60% TIN, la hipoteca a 20 años ha disminuido del 3,50% al 2,75% y la hipoteca a 30 años, del 3,80% al 3,25% TIN.

La maniobra de BMN ha situado los préstamos hipotecarios a tipo fijo de la entidad entre las hipotecas más baratas del mercado, por detrás de la oferta de Kutxabank al 2,50% TIN.

Pese al precio, la vinculación exigida para contratar una hipoteca a tipo fijo hoy en día es elevada, ya que obliga al cliente a contratar toda una serie de productos como seguros de vida u hogar, tarjetas o planes de pensiones, además de tener que domiciliar la nómina.

Las hipotecas más barata del mercado

Es importante aclarar que las hipotecas baratas no siempre son las que tienen el diferencial más bajo, ya que, además del interés, la vinculación y las comisiones juegan un papel importante a la hora de determinar el precio del préstamo. Para contratar una hipoteca barata hay que fijarse en que no exijan una vinculación excesiva y en que las comisiones sean reducidas.

La Hipoteca Sin de Bankinter, por ejemplo, sólo requiere la contratación de un seguro de hogar y de otro de vida, además de la domiciliación de una nómina de al menos 2.000 euros mensuales. Está referenciada a Euríbor más un diferencial del 1,50%, salvo el primer año que tiene un interés del 2%. Está exenta de comisiones de apertura y de estudio.

La hipoteca Santander también se encuentra entre las más competitivas del mercado. Tiene un interés de Euríbor más 1,49 % salvo el primer año que, al igual que la de Bankinter, el interés es del 2%. Tampoco tiene comisión de apertura y obliga a contratar tres productos vinculados: un seguro de hogar, otro de vida y una tarjeta de crédito con la que habrá que realizar un mínimo de tres movimientos al trimestre. Además, como en el resto de los casos, requiere que el cliente domicilie su nómina que tendrá que ser de al menos 2.000 euros mensuales.



Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad