Mas-Colell: “Si el Gobierno sitúa el pacto fiscal, nos lo miraremos”

stop

ARCAS PÚBLICAS

El conseller Mas-Colell. EFE / Toni Albir

13 de enero de 2013 (12:34 CET)

Existe un guión, aunque sujeto a las improvisaciones y las ofertas que puedan llegar. De hecho, el Govern que preside Artur Mas espera algún gesto importante por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, aunque ahora pese más la reivindicación y la queja, como se demostró en la inauguración del tramo del AVE a Girona y Figueres. Y esa oferta podría llegar envuelta en un nuevo modelo de financiación, un pacto fiscal entre el Gobierno central y el ejecutivo catalán.

El conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, sujeto a una gran tensión para tratar de cuadrar el presupuesto de 2013, pendiente de la posible decisión de la Comisión Europea de flexibilizar el objetivo de déficit para el conjunto de España, se tomaría muy en serio esa posible oferta del Ejecutivo español. “Todo está sobre la mesa. Ahora es el derecho a decidir pero si el Gobierno central pone el pacto fiscal nosotros nos lo miraremos", ha asegurado en una entrevista en el canal 3/24.

Descenso del independentismo

Para el Govern no se trata de una oferta por la otra, porque el proyecto político de CiU pasa ahora de forma inexorable por el derecho a decidir. Pero el gran problema de fondo es la financiación de la Generalitat. Con una mejora del sistema de financiación, unida a una paulatina salida de la crisis, el descenso del peso del independentismo será notable, según los propios sondeos elaborados recientemente.

El conseller d'Economia ha puesto de manifiesto de nuevo este domingo que Catalunya atraviesa "un momento muy difícil", que llevará a la Generalitat a plantear unos presupuestos para 2013 "de mantenimiento y subsistencia", y que desde la administración catalana "todo lo que tiene que ver con fiscalidad de la Generalitat importa mucho, pero no es la línea principal de interacción con el Estado".

La flexibilidad del déficit

La esperanza Mas-Colell es, principalmente, que se flexibilice el objetivo de déficit, que para 2013 es del 0,7% para las autonomías. El conseller desea que pueda pasar al 1,5%, en función del margen que se le otorgue a España. Todas las administraciones públicas deben cumplir en 2013 el 4,5% de déficit. Si la Comisión Europea permite que se pase a un 5,5% o un 6%, las autonomías deberían también, a juicio de Mas-Colell, beneficiarse de esa diferencia.

"Lo esencial es Europa y si relajará el objetivo español o no. (El vicepresidente económico de la Comisión Europea) Rehn ha insinuado que sí, parece que se orienta hacia el sí", ha explicado Mas-Colell. Y, aunque el conseller entiende que Europa no hará ningún esfuerzo para determinar que ese margen también beneficie a las autonomías, si espera que reclame “un papel equilibrado de consensos interiores en España".

En cualquier caso, la Generalitat se prepara, de nuevo, para un año “excepcional”, con el objeto de mantener los servicios básicos del estado del bienestar, a la espera, precisamente, de que el Gobierno central quiera negociar un pacto fiscal que eleve los ingresos de la administración catalana. Y en función de ello, aunque no se admita abiertamente, se recrudecerá o no el debate independentista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad