MasterCard anticipa que el consumidor pagará más por sus tarjetas

stop

Los bancos trasladarán a los titulares las comisiones que dejarán de percibir en los comercios por las limitaciones del Gobierno

15 de junio de 2014 (18:25 CET)

El límite hasta un máximo del 0,3% de las comisiones que se cobran a los comercios por las compras de los clientes con tarjeta se trasladará a los consumidores, que deberán pagar más por su dinero de plástico.

El Gobierno decidió el pasado 6 de junio limitar hasta un máximo del 0,3% las comisiones aplicables a las operaciones con tarjetas para apoyar al comercio minorista.

"La consecuencia de esta reducción obligatoria es que los consumidores (clientes de tarjetas) van a ver el coste de sus tarjetas y otros servicios bancarios incrementados", aseguran fuentes oficiales de MasterCard.

Pérdida de ingresos

Desde esta compañía se espera que los bancos continúen "buscando una compensación" por la pérdida de ingresos y así poder cubrir los costes que supone tener un sistema de pago.

Las fuentes recuerdan que en España ya se redujeron las tasas de intercambio en más de un 50% entre 2006 y 2010, lo que provocó que los gastos anuales que los consumidores pagaban por tener una tarjeta se incrementaran en el mismo porcentaje.

Reducciones obligatorias

En concreto, los gastos en tarjeta de los consumidores se elevaron en 2,35 millones de euros, mientras que los comerciantes redujeron el coste por aceptar el pago con dinero plástico en unos 2,75 millones.

MasterCard lamenta las reducciones obligatorias de las tasas de intercambio, puesto que considera que no son la "forma adecuada" de mejorar el uso del pago electrónico o de incrementar su aceptación por parte de los comercios.

Economía sumergida

"Si los consumidores tienen que pagar más por sus tarjetas, es muy probable que opten por utilizar más dinero en efectivo, que aviva la economía sumergida y que es más peligrosa de manejar por parte del consumidor y el comerciante", avisan las fuentes de la entidad de crédito.

Desde MasterCard admiten su "sorpresa" ante la medida del Gobierno, más aún cuando se adelanta a una propuesta de la Unión Europea (UE). "Si la redacción final de la legislación europea es distinta, el gobierno español tendrá que retractarse o al menos adaptar su legislación nacional", indican.

Pagos electrónicos

Las tasas de intercambio son abonadas por el banco del comercio (y por lo tanto por el propio comerciante) al banco emisor del titular de la tarjeta por las ventajas que el comerciante obtiene al aceptar pagos electrónicos.

En concreto, las comisiones de las tarjetas de crédito tendrán un límite del 0,3% sobre el valor de la transacción y las de débito del 0,2%, después de adelantar el nuevo reglamento relativo a las tasas de intercambio aplicables en las operaciones de pago con tarjeta de la UE.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad