Mateu reúne a los comités del RACC para tranquilizar los ánimos

stop

Sin título

29 de enero de 2010 (20:38 CET)

Dos semanas después de que aflorara la reconversión silenciosa en el RACC, la dirección de esta entidad ha movido ficha. El miércoles 27 el director general, Josep Mateu, se reunió con representantes de cinco comités de empresa. El encuentro, según fuentes laborales, tuvo como motivo central dar una primera explicación de la situación de la entidad e intentar también disipar las dudas que pudiera haber sobre la continuidad del RACC.

Según ha podido saber Economía Digital, los encuentros entre el director general del RACC y los representantes de los trabajadores se han producido muy raramente. Las fuentes consultadas indican que sólo hubo un anterior encuentro entre productores y el máximo ejecutivo de la institución hace un año y medio y aunque Mateu aseguró entonces que se producirían reuniones similares de forma periódica no ha habido otra hasta ahora.

De hecho, la reunión se produjo poco después que el conjunto de los comités de empresa enviase una carta a la dirección en la que mostraban la preocupación y el malestar que afectaba a la plantilla a causa de la ola de despidos, rescisiones de contratos y bajas inducidas que se habían registrado en las últimas semanas.

La preocupación no se refería solamente al ámbito laboral si no que tenía visos estratégicos. Así en la reunión con Mateu se le preguntó sobre las decisiones tomadas por la empresa como la puesta en marcha de una compañía de telefonía móvil, la creación de una empresa de seguros o los acuerdos de inversión del RACC en Chile.

El director general defendió las líneas de desarrollo en las que la entidad está inmersa asegurando que formaban parte de una estrategia heredada y mostró su confianza en que una vez pasada la actual situación de crisis las opciones den el resultado previsto.

Mateu negó la mayor por lo que se refiere a las bajas. Dijo incluso que en la entidad hay más trabajadores ahora que hace dos años y negó que la ola de bajas y despidos tuviese continuidad prevista, aunque también admitió que si la crisis se acentuase se deberían adoptar las medidas que fuesen necesarias.

Por otra parte, desde los responsables de recursos humanos de algunas de las empresas del grupo RACC se han emitido comunicaciones internas en las que llaman a la tranquilidad a los trabajadores.

Lo cierto es que por vías indirectas se ha transmitido a los miembros de los comités de empresa que la ola de despidos se ha parado y, según constatan las fuentes consultadas hace una semana que no se conocen nuevas bajas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad