Max Otte quita presión a los políticos ante la crisis y reclama más responsabilidad a los poderes económicos

stop

El reconocido economista y autor de 'El crash de la información, los mecanismos de la desinformación cotidiana' denuncia que en la sociedad actual domina la confusión

30 de noviembre de 2010 (13:14 CET)

El economista alemán Max Otte, conocido por predecir la actual crisis económica, iniciada el 2008, reclamó el lunes en Barcelona más responsabilidad a los poderes económicos ante la crisis porqué, según ha dicho, “se habla mucho de lo que deben hacer los políticos y poco de la vertiente de la economía, que ha sido la verdadera causante de la actual situación económica”. Otte ha explicado también su teoría sobre el crash de la información.

Ante un auditorio lleno en el Consejo Audiovisual de Catalunya, ha relatado cuáles son los mecanismos de la desinformación cotidiana y ha manifestado que están dando sitio “a un colapso social general”. Según Otte, todo el mundo habla de la sociedad de la desinformación pero cree que “hoy no estamos mejor informados que hace 30 años”. “En Alemania siempre ha habido distintos temas para debatir, pero antes los alemanes no se preguntaban si los bancos les están engañando”. Este nuevo escenario de la desinformación provoca, según Otte, la manca de criterio y de orden con el que se distribuyen las noticias.

Otros factores desencadenantes del fenómeno son, por un lado la pérdida de la independencia de las firmas de calificación de riesgo “que han conseguido hasta un tercio de sus beneficios otorgando las máximas credenciales a empresas que no valían nada”, y, por otro, la influencia y el control de las grandes compañias sobre la Opinión Pública. Un argumento que ha estado presente a lo largo de las más de dos horas de conferencia.

El reciente rescate de Irlanda y Grecia por parte de la Unión Europea (UE) es el claro ejemplo que, según Otte, ilustra su teoría. El experto ha comentado a Economía Digital que se ha hecho creer a los europeos que se debía salvar el euro, cuando en realidad “con dinero de la UE quien se ha salvado han sido los bancos, que no se han hecho responsables de sus errores”. Así es como se tendría que explicar la historia, según Max Otte, pero el rescate económico de los dos países demuestra hasta que punto el “lobby bancario domina la información y el mensaje que se debe hacer llegar a la Opinión Pública”.

Regular la información

Los asistentes a la conferencia han escuchado como se ha culpado a Internet de ser la plataforma que más contribuye a la desinformación. Max Otte ha denunciado que la mayoría de editores de páginas web generan contenidos “basura” pensando solamente en el “clic”. Son noticias que se “fabrican en serie sin ninguna fuente documental o investigación que las contraste”. La gratuidad de los contenidos y las redes sociales, además, están perjudicando la calidad de las informaciones y a los editores tradicionales, que enfrentan la caída de los índices de lectura provocada por la red.

Con todo, Otte ha defendido, por último, que como “la información es patrimonio público es necesario regularla y subvencionarla desde las administraciones”. El debate está abierto y, por el momento, el Presidente francés Nicolas Sarkoz ya ha lanzado propuestas en este sentido los últimos meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad