Medios económicos hablan de Fainé para sustituir a Quintás al frente de la CECA

stop

La Caixa ni confirma ni desmiente

faine

16 de marzo de 2010 (14:22 CET)

La Confederación Española de Cajas de Ahorro celebra este miércoles su asamblea general. Además del análisis de la crisis, que ha golpeado duramente a las entidades de crédito, el sanedrín de los responsables de cajas se enfrentarán con toda seguridad a la sustitución del actual presidente , Juan Ramón Quintás, que dejará el cargo por jubilación. Para sustituirlo suena el nombre de Amado Franco, aunque también en medios económicos se habla y con fuerza de la candidatura de Isidre Fainé, que gustaría al Gobierno y a las cajas mayores.

La marcha de Quintás ha abierto las quinielas respecto a su sustituto. En un momento en que las cajas viven grandes transformaciones, con el plan FROB al fondo, han trascendido por lo menos dos nombres: Amado Franco, presidente de Ibercaja desde el año 2004, y últimamente ha sonado también el nombre de Isidre Fainé, presidente de La Caixa, el cual habría sido sondeado por la ministra de economía, Elena Salgado.

La incógnita parece que no se resolverá hasta que se celebre la asamblea. Por lo pronto mañana en la sede de Caja Sol en Sevilla podría empezar a desvelarse el interrogante. El presidente saliente de la CECA, junto con Antonio Pulido, presidente de Cajasol y del director general de la confederación de cajas de ahorro presentarán la asamblea en la que se podría saber si habrá una sola candidatura para suceder a Quintás.

Consultadas fuentes de Caixa de Pensions no se han querido manifestar ni oficialmente ni de forma extraoficial respecto al ofrecimiento de Salgado a Fainé.

Quintás llegó a la CECA procedente de Caixa Galicia. Durante su mandato se ha vivido la parte más espumosa de la burbuja inmobiliaria y también dos años de crisis severa, especialmente dura para las cajas de ahorros. En algunas intervenciones públicas, Quintás elogió la legislación catalana sobre cajas de ahorro por que tiene una menor implicación del poder político en el gobierno de dichas entidades, mientras que en otros lugares se han vivido estos últimos meses espectáculos especialmente tensos a cuenta de las interferencias que desde el poder se han producido en los procesos de sustitución de máximos directivos de las cajas.

Para poder optar a la presidencia de la CECA hay que ocupar el cargo de presidente o director general de una caja, que tiene que formar parte del grupo de las consideradas medianas para representar mejor los intereses de todo el sector, y tener unas cuentas saneadas.

Amado Franco es una persona caracterizada en los ámbitos bancarios por defender el modelo tradicional de las cajas de ahorros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad