Mercadona aplaza la salida al extranjero al 2012

stop

La compañía anuncia una inversión de 600 millones para este año

04 de marzo de 2010 (14:11 CET)

La delicada situación de la economía mundial ha obligado a Mercadona a aplazar dos años sus planes de expansión en el extranjero, concretamente hasta 2012, según ha anunciado su presidente Juan Roig en la rueda de prensa de presentación de los resultados anuales. “Con la situación actual, tenemos que fortalecernos antes en casa y no saldremos porque fuera la cosa tampoco está mucho mejor”, ha dicho Roig.

Precisamente, la distribuidora ha anunciado que este año invertirá 600 millones de euros en la apertura de 60 nuevas tiendas, la reforma de unas 40 y en la construcción de dos nuevos almacenes, uno en Villadangos (León), que se acabará este año, y otro en Guadix que se inaugurará en 2014. Hasta esa fecha, el grupo valenciano tiene previsto crear 1.000 nuevos puestos de trabajo, que se sumarán a los 62.000 con los que ya cuenta.

Respecto a los resultados de 2009, Roig se ha mostrado “muy satisfecho" porque han sido mejores de lo que se preveía. La compañía ha obtenido un beneficio neto de 270 millones de euros, un 16% menos que en 2008, pero muy por encima de los 160 que se calculaban. Igualmente, ha vendido 8.000 millones de kilitros (kilos y litros) de productos, un 8% más que en 2008. No obstante, la facturación creció sólo un 1%, hasta los 15.505 millones.

El menor aumento de los ingresos fue debido a la caída del 10% de los precios, debida en parte a la caída de precio de las materias primas pero también a las nuevas medidas aplicadas por Mercadona para reducir los procesos de producción, entre otros, los cambios de envases de ciertos productos. Por ejemplo, la empresa comprobó que cambiando las botellas de aceite redondas por otras de cuadradas, en el mismo espacio cabían 50 más, con lo que, por el mismo precio, se pueden transportar y poner a la venta más unidades.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad