Alexis Tsipras visitaba a Angela Merkel el día de la apertura de la amnistía fiscal.

Merkel cae en la trampa de Tsipras: Alemania se retrata como el único socio intransigente

stop

El Eurogrupo discute un tercer rescate pero el ministro germano de finanzas asegura que no se aprobará "nada" hasta que se celebre el referéndum

en Madrid, 30 de junio de 2015 (18:13 CET)

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha jugado sus cartas este martes en las esferas políticas internacionales. Grecia ha contestado a la propuesta presentaba de urgencia por el jefe de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, con otra oferta de pacto. Pide dos años de oxígeno durante los que se reestructurará la deuda del país (240.000 millones).

El documento que ha partido de Atenas hacia Bruselas ha desencadenado una reunión de urgencia del Eurogrupo, que se celebra mediante video conferencia desde las 19:00 horas de hoy.

Violencia diplomática

Alemania ha reaccionado con violencia diplomática. La canciller, Angela Merkel, ha dicho a los diputados de su grupo parlamentario que se preparen para que hoy no se cierre ningún acuerdo. Al mismo tiempo, ha asegurado que no se negociará "nada" hasta que se celebre el referéndum en Grecia del próximo domingo.

"El último plan autorizado es el del viernes", ha zanjado, esta vez, en una rueda de prensa posterior. El mensaje de dureza lo trasladará el ministro germano de finanzas, Wolfgang Schäuble, a sus socios del euro. Alemania, después de los esfuerzos de Juncker y Tsipras quedará como la única responsable de la ruptura.

De hecho, se han interpuesto los mecanismos de bloqueo oportunos. El experto en finanzas del grupo parlamentario conjunto de la CDU y su ala bávara, la Unión Socialcristiana (CSU), Michael Fuchs, dice que la negociación para el tercer rescate requeriría un nuevo mandato parlamentario.

Caídas más suaves en bolsa

Ante los diputados helenos, Schäuble se muestra más conciliador que su jefa. Sostiene que si los griegos votan 'no' en la consulta del domingo, el país "no debería salir necesariamente del euro". Mientras tanto, el batacazo de las bolsas europeas se ha suavizado. El mayor índice español, el Ibex 35, ha perdido el -0,78% (10.769 puntos). El euro se mantiene estable en los 1,11 dólares.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad