Merkel se niega a dar fondos europeos para frenar el paro

Sin título

19 de junio de 2009 (18:31 CET)

Alemania ha hecho valer su peso en la Unión Europea y Angela Merkel ha enviado un mensaje claro a los países socios: que cada palo aguante su vela y que cada país combata el paro como pueda, pero que no cuente con los fondos comunitarios para ello.

La canciller ha bloqueado este viernes la propuesta de la Comisión Europea de adelantar a 2009 y 2010 ayudas del presupuesto de la UE, en concreto del Fondo Social Europeo, para ayudar a mantener empleos de las personas afectadas por la crisis y para intentar recolocar a las desempleadas. En total, el Ejecutivo comunitario quería avanzar el pago de 19.000 millones de euros, de los cuales 2.300 millones hubieran correspondido a España.

Además, durante estos dos años, Bruselas proponía financiar el 100% de los proyectos que se pongan en marcha a cargo del Fondo Social Europeo, y dispensar así a los Gobiernos y las comunidades autónomas de la obligación de aportar entre el 50% y el 15% de las ayudas, según los casos, que se aplica normalmente.

Merkel considera que el adelanto de las ayudas debía concederse únicamente a los países con problemas en sus balanzas de pago, es decir, a Letonia, Rumanía y Hungría. El resto de líderes europeos expresaron su desacuerdo con la canciller alemana y defendieron que la iniciativa debe beneficiar a todos los Estados miembros porque todos tienen problemas de paro. En este sentido se pronunció el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos.

La canciller alemana contraatacó exigiendo que, si las ayudas se daban a todos los países, se incluyera una cláusula que precisara que ello se haría respetando las normas presupuestarias. El resto de delegaciones también rechazaron esta propuesta ya que impediría que la Comisión pueda pagar el 100% de las ayudas sin necesidad de cofinanciación de los países.

Ante la falta de acuerdo, los líderes europeos decidieron suprimir de las conclusiones de la cumbre el párrafo que hablaba del papel del Fondo Social Europeo en la lucha contra el desempleo.

Pese al veto alemán, el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, anunció al final de la cumbre que tiene previsto seguir adelante con las propuestas legislativas concretas para adelantar estos 19.000 millones de euros, que según su portavoz se presentarán pronto.

Pero Alemania no está sola en su rechazo a esta propuesta. Le acompañan la mayoría de los contribuyentes netos al presupuesto comunitario, especialmente Suecia y Países Bajos. En cambio, Francia y Luxemburgo están a favor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad