Michelin, peor aún

stop

17 de junio de 2009 (14:04 CET)

La multinacional Michelin ha anunciado que la reestructuración de plantilla que planeaba será peor de lo esperado. La compañía francesa reducirá su plantilla en hasta 2.893 puestos de trabajo en Francia sin despidos dentro de un plan de bajas voluntarias que se prolongará durante tres años y que también incluye el cierre de la fábrica que el fabricante de neumáticos tiene en Noyelles les Seclin, en el norte del país, y en la que trabajan 276 personas.

Esta reorganización también afectará a otros 800 empleados de sus fábricas en Tours y Montceau-les-Mines, ambas en el centro del país, aunque prevé que más de la mitad de ellos se acogan a jubilaciones anticipadas.
En España, donde emplea a más de 9.000 personas, la dirección de la compañía pactó con los sindicatos que no presentaría ningún Expediente de Regulación de Empleo sin acuerdo previo con los trabajadores el pasado abril. Además, las fuentes consultadas por Efe informan de que no se prevén ajustes de plantilla en plantas en el extranjero por el momento.

Según argumenta la compañía, que emplea a más de 120.000 personas en 19 países, el recorte de plantilla es necesario para adaptar la producción a la caída de la demanda de sus productos en Europa, muy condiciona por la crisis que atraviesa la venta de automóviles. Un deterioro del mercado de neumáticos que ya ha llevado a sus principales competidoras, Continental o Pirelli, ha anunciar medidas similares en los últimos meses.

De hecho, las fábricas galas están hoy al 50% de su capacidad y desde finales del año pasado el grupo ha recurrido al paro técnico en la mayoría de sus factorías y pedido a su personal cogerse los días moscosos o las bajas pagadas, sobre todo en Clermont-Ferrand, en el centro de Francia, donde trabajan 11.800 personas. En total, este paro técnico se aplicó a un tercio de los 12.000 trabajadores de las factorías francesas durante tres días al mes, pero el nivel de stocks seguía siendo demasiado elevado a finales de marzo, según la dirección del grupo.

Por el contrario, el grupo ha anunciado un proyecto de inversión de más de 100 millones de euros en su centro de investigación y desarrollo de Clermont-Ferrand, en el centro de Francia. Además, a lo largo los próximos tres años, el grupo contratará a unos 500 trabajadores nuevos cada año para "asegurar la renovación natural de sus equipos", han agregado las mismas fuentes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad