Miquel y Costas invertirá 60 millones en una nueva fábrica, “posiblemente en Catalunya”

22 de junio de 2010 (18:45 CET)

Miquel y Costas prevé invertir 60 millones entre 2010 y 2012 para afianzar el futuro crecimiento de la compañía con la construcción de una nueva fábrica en España, posiblemente en Catalunya, y alguna compra en el extranjero, según avanzó este martes el presidente de la papelera catalana, Jordi Mercader.

   En un encuentro con la prensa previo a la junta accionistas, Mercader dijo que con esta "significativa" inversión la compañía pretende dar un paso de calidad en su crecimiento tras una etapa dedicada a su consolidación. "No renunciaremos a continuar haciendo de empresarios", dijo Mercader, tomando decisiones y asumiendo riesgos en un contexto menos favorable.

   Explicó que la empresa estudia en profundidad crecimientos de producción, la instalación de una fábrica con nueva gama de producto --que supondría la mitad del total de la inversión anunciada-- y su crecimiento no orgánico fuera de España, sin precisar el país o continente, aunque Asia no entraría en estos planes, aunque es un mercado muy importante, y América del Norte estaría bien posicionada.

   Jordi Mercader sí concretó que la papelera quiere potenciar su presencia en Latinoamérica, desde su filial Argentina, para tener más actividad en el Cono Sur, y en países como Brasil o Chile.

   El presidente de Miquel y Costas constató que estos planes son posibles tras un año 2009 que calificó de "buen ejercicio" a pesar de la crisis económica que ha hecho mella en otras empresas. La empresa ganó 17,43 millones, un 49% más. La facturación decreció hasta los 161,5 millones, un 6,1% menos que en 2008, y batió su récord de inversión con 18 millones.
   Los resultados se vieron favorecidos por la reducción del precio de la principales materias primas y de la energía, la mejora del rendimiento de la estructura industrial como consecuencia de las últimas inversiones y una evolución favorable del tipo de cambio.

   Sobre productos, Mercader explicó que el papel de fumar copa sobre el 72% del volumen de producción, aunque el objetivo es ir cediendo protagonismo a otros tipo de papeles industriales.  

   En la actualidad el grupo produce en Tortosa pastas especiales y textiles para el sector del cigarrillo y de otras fibras para el sector industrial; en Barcelona fabrica papel blanco de fumar y el papel autoextinguible, entre otros; en Mislata (Valencia) produce papel de Biblia y para la alimentación; en Capellades libritos de papel de fumar, y en la Pobla de Claramunt (Barcelona) papeles especiales para uso industrial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad