Montilla tiene una buena noticia

Sin título

04 de marzo de 2009 (10:48 CET)

Si algo preocupa, y ocupa, en estos momentos al presidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, es poder ofrecer noticias positivas que eviten la caída en el pesimismo de sus ciudadanos. Sería exagerado decir que más incluso que el culebrón del Estatut y la derivada de la financiación autonómica, pero quizás eso es ir ya demasiado lejos.

Mañana, jueves, el president espera que Seat y Nissan confirmen su presencia en el Salón del Automóvil, en el marco de un comunicado de la Anfac muy favorable al certamen barcelonés, con lo que habrá salvado la edición actual, una cuestión a la que ha dedicado en cuerpo y alma a sus más cercanos colaboradores. El día 10, en Wolfsburg, confía en recibir otra alegría: que VW de casi por hecho que el Q3 se fabricará en Martorell.

Pero, mientras tanto, Montilla tiene otra buena noticia que ofrecer: la multinacional Alstom ha decidido trasladar desde la ciudad suiza de Baden a Barcelona la sede de su filial Alstom Wind, la firma especializada en energía eólica. En realidad se trata de una decisión lógica, ya que Alstom Wind compró hace un par de años a la cooperativa Mondragón la compañía catalana Ecotècnia por 350 millones de euros.

Ecotècnia es, pues, uno de los activos más importantes de Alstom Wind y resulta más apropiado tener en Barcelona la sede central del grupo que no en la bella Suiza, consideraciones fiscales al margen. Sobretodo teniendo en cuenta que la matriz Alstom tiene también importantes negocios en Catalunya, como su fábrica de Santa Perpètua de Mogoda dedicada a la construcción de locomotoras y vagones.

Según publica hoy Expansión, la multinacional ha fichado a Alfonso Faubel, que ocupará el cargo de consejero delegado de Alstom Ecotècnia y será vicepresidente de Alstom Wind. Faubel era hasta ahora el director europeo de la empresa de componentes para la automoción Delphi.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad