Moody's amenaza a Catalunya con el 'bono basura' y hunde la nota de Castilla-La Mancha

stop

La agencia de medición de riesgo reduce la nota catalana desde Baa1 a Baa2, con perspectiva negativa. También situa a Castilla-La Mancha en el nivel del 'bono basura' (Ba2) y revisa la solvencia de ocho autonomías más

20 de octubre de 2011 (00:52 CET)

Moody's ha recortado la solvencia de Catalunya en dos escalones a pocos días de una nueva emisión de 'bonos patrióticos'. La nueva nota se queda a las puertas del 'bono basura'.

La agencia de calificación crediticia también ha rebajado los 'rating' a largo plazo de nueve comunidades autónomas españolas y ha situado a una de ellas, Castilla-La Mancha, en el nivel del 'bono basura' (Ba2), después de una drástica bajada de cinco escalones.

La agencia ha revisado a la baja la capacidad de solvencia de Castilla-La Mancha y, además, la de País Vasco, Extremadura, Galicia, Comunidad de Madrid, Catalunya, Andalucía, Castilla y León, Murcia y Comunidad Valenciana, en todos los casos con perspectiva negativa y por "presiones crecientes" en materia de liquidez y "persistentes" desequilibrios en sus presupuestos.

Duro golpe a Cospedal

Moody's justifica la bajada de A3 a Ba2 en el caso de Castilla-La Mancha en su debilidad para financiarse y denuncia que la "mala contabilidad" y los controles "inadecuados" han acrecentado las "deficiencias" existentes dentro del funcionamiento de la administración.

La situación de esta comunidad hará que, para cumplir sus compromisos con los inversores, tenga que endeudarse más aún o solicitar apoyo financiero del Estado, según la agencia.

Moody's admite que el nuevo gobierno de María Dolores de Cospedal ha emprendido unas "ambiciosas" medidas de ahorro, pero que será en la próxima revisión cuando analice su "viabilidad".

Las siguientes autonomías con peor nota en esta revisión son la Comunidad Valencia, cuyo 'rating' ha caído de A2 a Baa2, y Cataluña, que ha pasado de Baa1 también a Baa2.

Valora los recortes de Mas

En ambos casos, Moody's achaca la rebaja a las presiones económicas, aunque en el caso catalán menciona expresamente que la Generalitat ha tomado medidas para reducir costes y su trayectoria fiscal se "estabilizará" progresivamente, hasta el punto de que si sigue esta tendencia podría cumplir el objetivo de déficit en los próximos años.

Por su parte, la Región de Murcia ha caído de A2 a Baa1; Andalucía y Castilla y León de Aa3 a A2; Extremadura, Galicia y Comunidad de Madrid de Aa2 a A1; y el País Vasco de Aa3 a Aa1.

La agencia Moody's siguió el martes los pasos de Fitch y Standard & Poor's y modificó la nota de la deuda española de AA2 a A1, lo que supuso una rebaja de dos escalones que este miércoles ha vinculado también con las revisiones a la baja de las autonomías señaladas en el nuevo aviso.

Rebaja a la gran banca

Moody's también ha  metido la tijera en la calificación de la gran banca española: Banco Santander, el BBVA, La Caixa, CaixaBank y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA). En todos los casos el rating baja un escalón con perspectiva negativa.

La agencia sometió a revisión para una rebaja el pasado 29 de julio las calificaciones de la deuda y los depósitos de Banco Santander, BBVA, CaixaBank (los tres anteriormente con nota 'Aa2/P-1/B-'), así como de La Caixa (que tenía rating emisor 'A1') y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) (en su última previsión con 'A1/P-1/C').
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad