Moody's confiesa

02 de junio de 2010 (21:45 CET)

El presidente de la agencia de calificación de riesgo Moody's, Raymond McDaniel, admitió los fallos de su sistema de análisis, que contribuyeron a la crisis financiera al dar buenas evaluaciones a títulos hipotecarios de mala calidad. En una comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la Crisis Financiera de Estados Unidos, McDaniel confesó que el nivel de precisión de las evaluaciones de la compañía "ha sido profundamente desalentador".

También ha admitido su responsabilidad Warren Buffet, presidente de Berkshire Hathaway y el mayor accionista de Moody's, dijo en la audiencia que los modelos usados por las agencias de crédito no tenían en cuenta la posibilidad de un hundimiento inmobiliario en todo Estados Unidos, sino sólo en ciertas regiones. "Deberían haber reconocido que se trataba de una burbuja gigantesca", dijo Buffett, quien admitió que él mismo no se percató del tamaño del problema antes de que explotara. "La subida de los precios es un narcótico", añadió Buffett, que sólo compareció ante la Comisión tras recibir una citación judicial. McDaniel confesó que para Moody's la magnitud de la crisis "ha sido inimaginable".

Por otra parte, en la misma sesión, algunos antiguos empleados de la agencia han afirmado que sintieron la presión de sus jefes, obsesionados con la participación de mercado, para asignar calificaciones bondadosas a productos de deuda arriesgados antes de la crisis financiera global.
Tres ex trabajadores de Moody's describieron un ambiente de intimidación y temor en su trabajo.

El ex vicepresidente de la antigua unidad de derivados de la firma, Mark Froeba, afirmó que la coacción de la dirección para ampliar la participación de mercado dejaba claro que los banqueros de inversión controlaban a los analistas, incitándoles a otorgar altas calificaciones para deuda que no lo merecía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad