Moody's da otro golpe a la Generalitat y a BCN

stop

La agencia afirma que Catalunya, Valencia, Castilla la Mancha y Murcia no han controlado el déficit en 2010

Andreu Mas-Colell

11 de marzo de 2011 (10:19 CET)

Moody's sigue con el reparto de calificaciones negativas a gobiernos e instituciones. Así, este viernes ha rebajado un escalón la valoración de la Generalitat de Catalunya y otras tres autonomías. También ha reducido la estimación de la deuda del Ayuntamiento de Barcelona.

La calificación supone un nuevo problema para el flamante conseller de Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell.

Tras golpear el jueves la calificación de la deuda española, hasta la Aa2, Moddy's ha dado un repaso a la deuda de las autonomías.

La agencia ha reducido la calificación de la deuda de la Generalitat de la Aa2 a Aa3, bajando un peldaño. Igualmente ha reducido el de Murcia, que queda en A1, Castilla la Mancha, que se sitúa ahora en A2 y la Comunidad Valenciana, que se rebaja también a A2.

En un comunicado, Moody's afirma que Castilla la Mancha, Catalunya, Murcia y Valencia se han desviado de los objetivos de control del déficit establecidos para 2010, y destaca las dificultades que tendrán para lograr su objetivo en 2011 y 2012. La rebaja, continúa la nota, refleja la debilidad mostrada en los últimos años para controlar el gasto, aunque reconoce que estas cuatro comunidades autónomas han comenzado a hacer esfuerzos para corregir las desviaciones.

No obstante, señala que no han logrado subir la recaudación fiscal en 2010, por lo que se han desviado del objetivo de déficit público marcado por el Gobierno central (2,4 %) y han comenzado a tener problemas de liquidez.

El día anterior rebajó la deuda española

Por lo que se refiere a otras administraciones, Moody's también  ha rebajado la calificación del ayuntamiento de Barcelona y el Instituto Valenciano de Finanzas y mantuvo la del Consorcio de Transportes de Vizcaya.

Recordar que la agencia Mood'ys rebajó el jueves la calificación de la deuda española. La agencia degradó un escalón el bono español hasta Aa2, con posibilidad de nuevos recortes. Según Moody's, una de las causas de retroceso radica en que cajas y bancos necesitarán capital por valor de hasta 50.000 millones. La firma publicó su estimación tras conocer los cálculos de regulador español. El Banco de España maneja cifras de 15.000 millones como necesidad de financiación de las entidades de ahorro para conseguir un nivel de capital del 10%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad