Moody's remacha: España, el país con más riesgos en su economía

stop

15 de diciembre de 2009 (12:32 CET)

Nuevo golpe a la fama exterior de la economía: España lidera el "índice de miseria" de Moody's, un ránking en el que se computan los riesgos económicos y sociales derivados de los niveles de paro y déficit fiscal de 16 países en 2010.

La misma clasificación que "influenciará" a la agencia de ráting a la hora de hacer su "valoración" y revisar la deuda a largo plazo.

El informe que publicado por Moody's llega en un mal momento, pues hace menos de una semana que Standard & Poor's (S&P) rebajó la perspectiva de la calificación del crédito soberano español de estable a negativa.
El índice de la agencia pone en duda, por tanto, los últimos mensajes del Gobierno. De un lado, el de Zapatero, que, el pasado martes, tras conocer la noticia de S&P, se agarró a que Moody's y Fitch mantienen la máxima nota para la deuda. Por otro lado, cuestiona al secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, que recurrió el lunes a la calificación de la deuda de esta compañía para defender la solvencia de España.

Al igual que S&P, Moody’s avisa pero no rebaja la calificación. Lo que sí hace es señalar los graves problemas estructurales que acechan al país. Es, además, más precavida que el Gobierno. Frente a la "inminente" recuperación que ve el el gobierno de Zapatero, la agencia cree que "en 2010 se aclarará cuál es el nuevo régimen de crecimiento que han puesto en marcha los países afectados por la crisis". "Esto influirá en nuestra evaluación de las perspectivas a largo plazo de la deuda", sostiene.

España, con un déficit que ronda el 10% del PIB y una tasa de paro cercana al 20%, supera en este ránking a países como Letonia, Lituania, Irlanda, Grecia, Reino Unido e Islandia, algunas de las naciones que se han visto más afectadas por los efectos más perversos de la peor recesión de los últimos años.
Los riesgos
Según los organismos internacionales y los analistas privados, España se juega la entrada en una década perdida si no realiza ajustes de calado. "Creemos que el índice de la miseria es una buena medida de los retos a los que se enfrentan algunas economías en la próxima década", sostiene el informe sobre riesgos soberanos que elabora periódicamente Moody's.

Los expertos han adaptado este indicador -con el que los analistas analizaban tradicionalmente el impacto en la actividad del aumento de los precios de consumo y de las tasas de desempleo- al presente. Hoy día, en vez de tener en cuenta las tensiones inflacionistas observa el estado de las finanzas públicas, muy dañadas por la crisis.
Moddy’s es muy claro a la hora de pedir correcciones del gasto: "La mayoría de los gobiernos no pueden permitirse el lujo de esperar hasta 2012 para iniciar la limpieza de las finanzas públicas". Y es que, una tendencia de crecimiento más baja de la esperada podría promover fallos estructurales en la salud de las finanzas públicas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad