Morabanc renuncia a España (por ahora)

stop

CRISIS BANCARIA EN ANDORRA

La entidad andorrana MoraBanc

en Madrid, 20 de abril de 2015 (18:58 CET)

La resistencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha puesto fin a la operación de venta de Tressis. El grupo andorrano Morabanc ha tirado la toalla. En un comunicado explica que la operación se aparca "de común acuerdo por ambas partes debido a que las circunstancias actuales no son las adecuadas para cerrar con éxito" la venta.

La compra de Tressis era la llave que la familia Mora quería utilizar para abrir a sus negocios las puertas del sistema financiero español. En el país, por ahora sólo tienen intereses inmobiliarios. Era el único grupo bancario pirenaico que aún no había desembarcado en España. Banca Privada de Andorra (BPA) adquirió el liquidado Banco Madrid; mientras, Andbank compró Inversis a los March y Bankia.

Las prácticas bancarias de los Mora han despertado recelos en España desde hace meses. De hecho, se atribuye al propio ministro de Economía, Luis de Guindos, la orden a la CNMV y al Banco de España de actuar con dureza en esta operación (ambas instituciones no concedían los permisos finales). Por otra parte, los fiscales sospechan que el grupo andorrano habría flanqueado al mafioso chino Gao Ping en los lavados de capital.

Negocio de los vips madrileños

El grupo desmiente categóricamente la posibilidad, aunque un directivo de BPA explicó públicamente que ha habido escuchas en el seno de Morabanc desde 2011 (también en Andbank) relacionadas con la operación Emperador. Tressis opera a través de una sociedad de valores que habría permitido a la entidad compradora acceder al sistema financiero español. El ministerio de Economía temía la posibilidad de un nuevo escándalo similar al de Banco Madrid.

Tressis es la gestora de patrimonios de los vips madrileños. Entre los accionistas se cuentan el presidente de Endesa, Borja Prado, el dueño de Estudio de Comunicación, Ladislao Azcona, y el consejero de Villar Mir, Javier López Madrid. En conjunto maneja 3.400 millones en activos, justo la mitad que Morabanc (6.600 millones).

Los Mora habrían ofrecido 50 millones por la firma. Con la venta abortada, las dos partes han asegurado que continuarán independientemente "su desarrollo corporativo".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad