Morgan Stanley sube sueldos mientras siguen las pérdidas

stop

23 de julio de 2009 (11:27 CET)

El banco americano Morgan Stanley sigue sin levantar cabeza. En el segundo trimestre del año ha registrado pérdidas de 1.256 millones de dólares, o lo que es igual, 885 millones de euros. En estos números rojos se incluyen algunas partidas extraordinarias, como las ocasionadas por la devolución de las ayudas públicas que la entidad bancaria recibió para evitar su bancarrota. No obstante, si se comparan resultados equivalentes, lo que se conoce como el resultado recurrente, las pérdidas son de 159 millones de dólares, frente aun beneficio de 681 millones en el mismo período de 2008. Con este son tres los trimestres con números rojos.

Pero estos resultados negativos no evitan que, como en otras empresas del ámbito financiero norteamericano, la factura de los salarios, especialmente de sus altos cargos, no deje de subir. En este sentido, en el segundo trimestre del año los salarios percibidos por los empleados del banco fueron 3.880 millones de dólares, lo que equivale al 72% de los ingresos del banco estadounidense.

El 72% que se destina a salarios en el banco supera y mucho el 40% que dedican las firmas de bolsa al mismo destino. Por hacer una comparación más cercana, otro banco, J. P. Morgan, dedicó a salarios y pagas variables un 37% de sus ingresos.

Y es que las cifras no siguen el mismo compás. En el primer trimestre del año, los bonus de los ejecutivos de Morgan Stanley cayeron un 14%, hasta los 5.900 millones de dólares, pero los ingresos de la entidad en el mismo período habían caído un 40%. En la filial española se bajaron sueldos un 26% el año pasado, pero este año la entidad ha vuelto a subir el salario base a sus principales ejecutivos.

La razón que explican en el sector bancario de los Estados Unidos para justificar la disonancia entre resultados y sueldos es que las entidades buscan con los aumentos evitar que sus directivos más cotizados se vayan a trabajar a la competencia.

Pero en un contexto de fuerte crisis con bancos que se han salvado de la quiebra gracias a las ayudas públicas ver reaparecer los bonus y las remuneraciones millonarias a los directivos causa reacciones airadas de la opinión pública e incluso del presidente de los Estados Unidos, que ha dado toques a los banqueros de Wall Street en relación con la moralidad de sus acciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad