Nace Costa de Barcelona

stop

El litoral de la provincia, de Sitges a Calella, se une bajo la marca Costa de Barcelona para conseguir una oferta más atractiva entre los turistas internacionales

Xavier Font

09 de abril de 2011 (23:42 CET)

Barcelona es una marca turística muy potente. Con más de siete millones de visitantes y 14 millones de pernoctaciones a lo largo del 2010 es la cuarta ciudad en el ránking turístico europeo, según datos de Barcelona Turisme. El plan estratégico del ayuntamiento señala la necesidad de buscar nuevos puntos de interés para seguir creciendo, una realidad que la diputación ha aprovechado para crear una nueva marca turística que englobe todo el litoral de la provincia: Costa de Barcelona.

"Nos posiciona muy bien en el mercado español y, sobre todo, al internacional", explicó a Economía Digital el director de la oficina técnica de turismo de la institución, Xavier Font. De momento existe el acuerdo entre los empresarios del sector y la Administración para trabajar juntos en esta dirección. Sin dar ninguna cifra, el técnico asegura que las inversiones que se hagan en este sentido serán "mucho más eficientes que si se dispersan los recursos en varias marcas". Ahora se ha unido el trabajo realizado desde turismo del Garraf y el Maresme, que suman a la Ciudad Condal dos nuevos centros de interés importantes: Sitges y Calella.

Además del turismo de playa, el principal valor añadido de Costa de Barcelona, ​​se quieren promocionar más actividades. Por eso está realizando "un nuevo plan de marketing de toda la provincia que se acabará antes de verano con Chias Marketing". Es precisamente a raíz del replanteamiento turístico de todo el territorio donde nace la necesidad de crear una marca fuerte para el litoral que pueda competir con otros destinos "como la Costa Azul o Miami, donde hay oferta de playa, montaña y más actividades".

Presentada en 2012


A pesar de ser una iniciativa de la diputación, es la Generalitat quien tiene la potestad de crear la nueva marca turística. Font ha asegurado que desde el departamento liderado por Francesc Xavier Mena ya conocen la iniciativa y "formalmente se presentará en los próximos meses". Cuando los políticos muevan ficha se empezará a comercializar.

En el Salón Internacional de Turismo de Barcelona (SITC) han presentado el informe técnico que justifica el proyecto. El responsable de la diputación aseguró que su intención es dar a conocer el nuevo producto en el World Travel Market que se celebrará en noviembre en Londres. "Si no llegamos, haremos el lanzamiento en la próxima edición de Fitur en Madrid".

En cuanto a los mercados internos, asegura que funciona mucho mejor "comercializar Castelldefels a título individual, por ejemplo, que toda la Costa de Barcelona". Por ello centran la promoción más allá de Cataluña, donde afirman que existe el verdadero potencial de crecimiento.

Mejorar el producto

Por otra parte, Font ha reconocido que en las costas barcelonesas ya existe una oferta turística "muy consolidada". Así, la nueva marca debe ir unida "a mejoras del producto existente". En este sentido, remarcó que se debe ampliar el catálogo actual sin cerrar ninguna puerta.

"Costa de Barcelona debe servir para mejorar y ofrecer servicios de calidad para tener un turismo de calidad. Dentro de la marca cabe todo ".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad