Ni la construcción consiguió hacer crecer el PIB per cápita en España

19 de febrero de 2010 (11:51 CET)

Hasta 2007, el año previo al estallido de la crisis económica que aún padecemos, España consiguió incrementar su PIB per cápita de manera constante, hasta llevarlo un poco por encima de la media europea, que se sitúa en 100. Así, según los datos de Eurostat, que el jueves publicó los correspondientes a 2007, el PIB per cápita español pasó de los 103 puntos de 2005 a los 105 de 2007, es decir, que consiguió crecer un punto cada año.

Lo curioso es que durante estos años de prosperidad en los que el boom inmobiliario aún tenía fuerza, algunos territorios españoles tradicionalmente rezagados no consiguieron mejorar su PIB por cápita, sino todo lo contrario. El caso más claro es el de Murcia, donde en 2005, este indicador en Murcia pasó del 87,7 de 2005 al 86,9 de 2007. En Castilla La Mancha, se pasó de 81,8 a 81,5.

Por su parte, este indicador también mejoró en Catalunya aunque en una proporción bastante menor a la española. Este indicador sólo remontó un punto entre 2005 y 2007, de los 122,1 a los 123,3.

A pesar de esta evolución, Catalunya conservó la tercera posición en el ránking de regiones más ricas de España, que encabezan el País Vasco y Navarra por méritos propios. En Euskadi, el PIB por habitante pasó de 130,8 puntos en 2005 a 136,8 dos años más tarde, mientras que en Navarra creció de los 129,2 a los 132,2.

En otras zonas, ha habido crecimientos muy notables, aunque no todos alcanzan aún la media europea. Por ejemplo, el PIB per cápita de Castilla y León pasó de 97 a 101,4 puntos, y el de Asturias del 90,2 al 96,9.

Viendo estas cifras, habrá que ver hasta qué punto la crisis económica ha doblegado la riqueza de los habitantes de España, especialmente en aquellas regiones donde la eclosión de la construcción fue especialmente destacada. El tiempo lo dirá.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad