Nuevo hundimiento de las bolsas europeas

stop

07 de mayo de 2010 (18:14 CET)

El miedo sobre el futuro de las economías de Portugal, España e Italia ha provocado este viernes un nuevo batacazo de las bolsas europeas. El Ibex cayó por quinta jornada consecutiva y perdió un 3,28%, aunque logró salvar el nivel de los 9.000 puntos (9.046,1). El los últimos cinco días el Ibex acumula una caída del 13,78%, la mayor caída semanal desde principios de octubre de 2008, cuando cayó 21,2%.

En Europa, París ha liderado las caídas, con un retroceso del 4,6%, mientras que el FTSE se ha dejado un 2,5% y el DAX alemán un 3,3%. La bolsa de Milán ha tenido que cerrar por problemas técnicos cuando estaba cayendo un 3,3%.

En España, los valores más perjudicados por los descensos fueron Iberia (-7,69%), ArcelorMittal (-5,82%), OHL (-4,76%), Iberdrola (-4,58%) y Abengoa (-4,57%). BBVA y Banco Santander por su parte, se dejaron un 3,75%, seguido de Banco Popular (-2,95%), Bankinter (-2,87%). Banco Sabadell fue el único valor que cerró en positivo, con una subida del 0,14%.

Francesc Pau analista de Gaesco, GVC considera que “existe un problema de fondo en los mercados: el miedo a lo que pasará con la deuda de los países europeos, claro que hay países que están pero que otros, pero el temor existe”. En este sentido, el hecho de que el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, no quisiese hablar de la deuda, incrementó el nerviosismo.

Sobre la caída de este viernes, el motivo principal ha sido, según Pau, que Citi Bank ha desmentido que el incidente del jueves en Wall Street, en el que se registró una caída de hasta el 10% en la bolsa norteamericana, no fue un error ni humano ni técnico. “Por lo tanto, si no es un error, lo que pasa es que hay muchas ganas de vender y eso ha espantado a los operadores en bolsa”.

Curiosamente, según Pau, este viernes podía haber sido de mejora en los índices, “porqué si lo que pasó fue un accidente debería haber subido. Además, los datos de Estados Unidos eran positivos”.

Por su parte, Antoni Fernández, fundador de Bolsacom, ha afirmado que detrás de lo que ha pasado esta semana están “hedge funds que van a ganar dinero a los que no les importa la economía” real, con el problema añadido de que un rumor en la actual situación de los mercados “da más velocidad al movimiento”.

Para el analista, la bolsa española está tan baja que “tiene que haber un rebote sí o sí”. Fernández calcula que este rebote llegará cuando el Ibex se sitúe entre los 8.800 y los 8.400 puntos, pero cuando se produzca sólo llegará a los 10.000. “Después, volveremos a los 7.600”, pronostica.

Y añade que los meses de verano pueden ser especialmente delicados en los mercados europeos, puesto que ya se podrían estar preparando ataques contra el Reino Unido.

La situación de los mercados ha obligado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a pedir una comparecencia el miércoles próximo a petición propia  en el pleno del Congreso para informar de la situación creada por los ataques de los especuladores que están afectando gravemente a los mercados financieros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad