Ocho entidades piden datos sobre la CAM

stop

Bancos y cajas piden datos sobre la situación real de la caja alicantina

11 de abril de 2011 (08:38 CET)

Quedan dos semanas para saber si alguna entidad adquiere la Caja de Ahorros del mediterrráneo (CAM) sin ayudas públicas. Ocho entidades: Santander, BBVA, Banco Popular, Banco Sabadell, Unicaja, Ibercaja, las cajas vascas (lideradas por BBK) y BNP Paribas han pedido información oficialmente para ver si les interesa presentar una oferta por la caja valenciana, informa El País.

Algunas cajas pretendientes, de tamaño mediano, habrían recibido ofertas de grandes fondos de inversión internacionales para financiar buena parte de la compra si dichas entidades gestionasen la CAM.

La clave, según un responsable de uno de losgrandes bancos, será el precio. Y para afinar en el importe hace falta más información de la que hasta ahora se ha dado, dicen los posibles compradores. Tras hablar con los auditores, ahora piden que sean los inspectores del Banco de España que analizaron las cuentas de la CAM a finales de 2010 los que cuenten todos los secretos, con la autorización de la entidad, que no pondría pegas.
Lo que más interesa averiguar es la morosidad de grandes clientes y de los préstamos de diferentes importes, como se hace en Estados Unidos. Estos inspectores exigieron a la caja que incremente las provisiones en 600 millones a finales de enero. Esos últimos activos detectados pueden ser la clave para saber el valor de la CAM, que cuenta con 2.100 millones de recursos propios. "Sin estos datos es casi una compra a ciegas. Si no dan más detalles, lo más posible es que acabe en una subasta con ayuda pública, al estilo de Cajasur", dice un directivo de una entidad implicada .

Al principio, todos despreciaron la CAM por sus grandes problemas en promotores y suelo. Pero hay mucho en juego: el liderazgo en banca comercial. La entidad tiene casi 1.000 oficinas que podrían cambiar el mapa bancario. Hasta ahora la entidad que tiene más oficinas es La Caixa, con 5.409, pero no está en la partida pese a que fue la primera a la que el supervisor pidió ayuda para rescatar a la CAM. La caja catalana argumentó que no podía meterse en esta operación porque rompería su salida a Bolsa, prevista para el 1 de julio.

Si se la quedara el Santander, que aglutina 4.619 sucursales, sumando las de Banesto, tomaría el liderazgo indiscutible en España. Mala noticia para el BBVA porque su rival le sacaría una distancia imposible de recuperar. Pero ambos tienen mucho "riesgo España" y suficientes ladrillos; por eso prefieren que se la quede una de las cajas o un banco mediano y que el statu quo del sector no se altere. Bankia cuenta con 4.500 sucursales, aunque cerrará una parte de ellas. Los dos grandes son los favoritos del supervisor porque tienen capacidad de asumir los problemas del ladrillo de la CAM. Y sería el mejor cierre de la crisis generada entre el presidente de Cajastur, Manuel Menéndez, y Modesto Crespo, de la CAM.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad