Oliu comprará Banco Gallego por 1€ con 200 millones de riesgo

stop

El equipo directivo del banco privatizado respalda la llegada del Sabadell, que aspira a ser la cuarta entidad de Galicia

El presidente del Banc Sabadell, Josep Oliu

18 de abril de 2013 (19:58 CET)

El Sabadell valora Banco Gallego en un euro. Se trata de una cifra simbólica, pero es el precio que pagará por los activos de la entidad que preside Juan Manuel Urgoiti. Las negociaciones han madurado este jueves, después del hecho relevante que señalaba al grupo de Josep Oliu como máximo aspirante.

El banco catalán asume un riesgo de 200 millones de euros. Se trata del déficit de capital detectado en el balance del Gallego. La ratio de morosidad en pymes y los activos no traspasados al banco malo, Sareb, generan –entre otros aspectos— pérdidas no esperadas que requerirán esos recursos inmediatamente.

Preferentes

Para cubrir en parte la cantidad, una de las opciones es canjear las emisiones de preferentes y deuda subordinada del Gallego por acciones del Sabadell. Si se opta por esta vía, se aplicarán las quitas fijadas por Bruselas a los inversores con esos productos. En todo caso, no se alcanzará la cifra necesaria, por lo que obligatoriamente se estudiarán medidas complementarias para asumir la factura.

De hecho, el Frob y el Sabadell negocian la inyección de capital público para paliar en parte esas pérdidas.

A los costes habrá que sumar, por otro lado, los ocasionados por una posible reestructuración, que aunque de mínimos, elevarán la factura de la adquisición. El Sabadell incrementará su balance en unos 10.000 millones de euros: 4.000 millones en activos, 2.500 millones en créditos y 3.000 millones en pasivo. El Sabadell deberá ajustar mínimamente su core capital –el nivel de solvencia—.

Luz verde

El volumen de los recursos necesarios para digerir el Gallego ha apeado de la carrera por la privatización a los contrincantes de Oliu. Banco Espírito Santo asumirá la decisión del Frob y no pondrá palos en las ruedas. El grupo portugués, visto como hipotético dueño desde hace un par de años, seguirá atento a otras oportunidades en España.

La actual cúpula directiva del Gallego también da la bendición a la operación. Le consideran el mejor socio para revitalizar la franquicia. Actualmente, suma 150 oficinas. En Galicia, el Sabadell tiene 28 sucursales pero mueve el mismo volumen de negocio que el grupo recién adquirido.

Ganar mercado

La combinación de ambos sitúa al Sabadell como sexto grupo de Galicia, quinto cuando Banesto esté totalmente absorbido por el Santander. Con una nueva red próxima a las 200 oficinas, Oliu pretende pescar en el mar revuelto por Novagalicia y Bankia. La fuga de pasivo –ahorros— de ambas cajas es una oportunidad de crecimiento.

El Sabadell se plantea escalar peldaños entre las entidades gallegas. Fuentes de la entidad calculan que el negocio, una vez optimizado, permitirá generar parte de los recursos necesarios para cubrir las actuales pérdidas del Gallego.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad