Oliu quiere comprar más bancos

stop

LA OPA SOBRE EL GUIPUZCOANO SE APRUEBA POR UNANIMIDAD

18 de septiembre de 2010 (15:21 CET)

Banco Sabadell seguirá estudiando oportunidades de compra tras la OPA sobre el 100% de Banco Guipuzcoano, aprobada en junta de accionistas por unanimidad el sábado 18 de septiembre. El presidente de la entidad, Josep Oliu, ha explicado que "hoy en día", la estrategia de la entidad sigue siendo crecer en los negocios de banca de particulares, personal y de empresas, así como las adquisiciones.

El objetivo, ha dicho, es contar "con una posición adecuada hacia la consolidación esperada del sector financiero y que permitirá al banco una cuota más sólida de mercado". Por el momento, la OPA sobre Banco Guipuzcoano supondrá un incremento del 12% en el total de activos y del 14% en los depósitos de clientes (con datos a 31 de diciembre de 2009).

Preguntado por un accionista, Oliu ha reconocido que la operación de fusión tendrá un impacto negativo en el beneficio por acción del 5% primer año, un "sacrificio" que se solventará el segundo año.

La tramitación de la OPA también ha impedido otorgar el primer dividendo a cuenta del año. Así, este año sólo se pagará un dividendo a cuenta en el mes de diciembre, una vez finalizado el proceso de liquidación de la OPA.

La marca Guipuzcoano se mantiene

Oliu ha explicado que esta operación de fusión tiene la voluntad de que "a medio plazo los accionistas de Banco Guipuzcoano se mantengan como accionistas del Sabadell", que mejorará su presencia en el País Vasco, Navarra y Madrid.

Ha señalado que aunque "todavía no se ha decidido nada", la marca comercial será diferenciada en el País Vasco, La Rioja y Navarra. Así, se mantendrá de alguna forma la denominación de la entidad vasca en el nombre, ya sea conservando la firma Banco Guipuzcoano o Sabadell Guipuzcoano.

Según lo previsto en la OPA, los accionistas de Banco Guipuzcoano recibirán, por cada ocho acciones ordinarias, cinco acciones de Banco Sabadell y cinco obligaciones necesariamente convertibles. Por las acciones preferentes sin derecho de voto, los accionistas del banco vasco recibirán una acción ordinaria adicional.

Según el calendario del Sabadell, la OPA sobre el 100% del Banco Guipuzcoano está previsto que acabe a mediados de noviembre, para culminar todo el plan de integración operativa en febrero de 2011.

Los costes de la integración ascenderán a 80 millones y el banco catalán calcula unas sinergias de 60 millones de euros anuales --53 de costes y 7 de ingresos-- y conseguir el cien por cien de estas sinergias en 2012.

Aumento del capital

En el orden del día de la junta extraordinaria se concretaba que el aumento del capital social, mediante aportaciones no dinerarias, será por un importe máximo de 11,7 millones, con emisión y puesta en circulación de 93,6 millones de acciones ordinarias de la misma clase, de 0,125 euros de valor nominal cada una de ellas.

Asimismo, figuraba la emisión de hasta 93.600.000 obligaciones subordinadas necesariamente convertibles en acciones de valor nominal de 5 euros cada una, vencimiento a tres años desde la emisión y retribución voluntaria trimestral a acordar por el consejo de administración.

Con todo, el importe máximo de acciones emitidas no alcanzará los 93 millones, sino un máximo de 63, ya que el consejo de administración de Banco Sabadell acordó este viernes dedicar 30 millones de la autocartera (el 2,5% del capital del banco) para cubrir la contraprestación ofrecida.

Esta operación del consejo del Sabadell ya estaba en los términos aprobados de la OPA, y supone que el valor total de la ampliación será como máximo de 237 millones de euros, ha argumentado Oliu.

Respecto a la ampliación del consejo de administración de Banco Sabadell de 13 a 15 miembros, la junta ha aprobado la incorporación de José Echenique, el actual presidente del Guipuzcoano, y del empresario riojano José Ramón Martínez Sufrategui, consejero del banco vasco y su primer accionista privado.

El sí de la OPA de Banco Sabadell sobre Banco Guipuzcoano llega la misma semana en que se han ratificado los procesos de integración de cajas catalanas que reducirá su número de diez a cinco entidades.

A las fusiones ya en marcha de Unnim y CatalunyaCaixa se han sumado estos días las ratificaciones en asamblea de los SIP en los que se incluyen Caixa Penedès y Caixa Laietana, y a la absorción de Caixa Girona por parte de La Caixa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad