Oliu rompe con Fitch, que evaluó al Sabadell como ‘bono basura’

stop

BANCA

El presidente del Banc Sabadell, Josep Oliu

02 de enero de 2013 (18:33 CET)

Banc Sabadell ha decidido prescindir de los servicios de Fitch, una de las agencias internacionales de riesgos más dura con España y sus empresas.

La entidad presidida por Josep Oliu ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que no ha renovado el contrato de servicios con la compañía estadounidense, que venció este 31 de diciembre.

A partir de ahora la supervisarán Moody's, S&P y DBRS.

'Bono basura'

Fitch rebajó este verano la nota a largo plazo del Sabadell de 'BBB' a 'BB ' con perspectiva estable, situándolo así en la categoría denominada bono basura.

La revisión de la solvencia del banco se produjo después de que el Sabadell formalizara el pasado 1 de junio el cierre de la operación de integración de la CAM en su grupo tras la autorización de Bruselas.

Los argumentos de Fitch

La agencia de calificación argumentó para desaconsejar la operación que el riesgo que supone  la "prolongada recesión y estado de crisis" que está sacudiendo España está quebrantando la confianza de los mercados.

Por ello, Fitch consideró que la integración de CAM es "un gran reto en un momento económico delicado".

Europa apoyó a Oliu

Sin embargo, la resolución de la Comisión Europea sobre la operación de Banco CAM, confirma que el grupo de Oliu tiene una trayectoria consistente y favorable en la compra e integración de entidades.

El informe sostiene que la absorción de la CAM permitirá al Sabadell posicionarse entre los cinco mayores bancos de España, a la vez que destaca que la solvencia y los recursos de la entidad superan los ratios exigidos.

De hecho, en apenas seis meses, el Sabadell ha logrado captar más de 1.300 millones en pasivo de los clientes de la CAM.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad