Opel amenaza a 300.000 trabajadores

stop

Sin título

04 de marzo de 2009 (17:10 CET)

General Motors hizo este martes un discurso tremendista y advirtió que si no logra 3.300 millones en ayudas en los próximos meses, 300.000 trabajadores podrían perder el empleo.

Y es que el consejero delegado de General Motors (GM) en Europa, Carl-Peter Forster, añadió a los 50.000 empleados que la firma americana tiene en Europa, los 250.000 que trabajan en empresas proveedoras y concesionarios. "El plan B sería mucho más doloroso para todos que el A. Un auténtico desastre", remató Forster en el Salón del Automóvil de Ginebra.

En una entrevista al diario alemán Bild, Forster concreta cómo deberían actuar las instituciones: por una parte, los cuatro estados federados alemanes donde existen plantas de Opel deberían adquirir capital de la empresa para garantizar su supervivencia.

Además, "para el rescate de todas las factorías se necesitan préstamos o participaciones directas por valor de 3.300 millones de euros hasta 2014. Si participan España, Bélgica y Gran Bretañá, la aportación alemana oscilaría entre 2.000 y 3.000 millones", ha dicho Foster al rotativo alemán.

Igualmente, el máximo responsable de GM asegura que si Opel se separa del grupo "no fluirá ni un euro en oscuros canales".

A pesar de todo, Opel se ha convertido en la segunda marca que más vehículos factura en Alemania, con 22.000 unidades vendidas en febrero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad