Pánico vendedor en las bolsas asiáticas

stop

24 de febrero de 2009 (08:19 CET)

Con el ojo de la tormenta focalizado en los sistemas financieros de EE.UU. y Europa, los mercados de todo el mundo vivieron ayer una jornada de tensión con fuertes caídas en las bolsas y en los bonos. En Nueva York, las idas y vueltas en torno a la posible nacionalización de parte del Citibank hicieron que el Dow Jones Industria cayera a su nivel más bajo desde 1997. Esta vez ni se salvaron las tecnológicas: Apple, Google e IBM estuvieron entre los papeles que más sufrieron.

El descalabro vivido ayer en Wall Street –los principales indicadores cayeron a mínimos de doce años- se ha traducido hoy en fuertes ventas en las bolsas asiáticas llevaron a las bolsas asiáticas a desplomarse a niveles nunca vistos desde 1982. El pánico vendedor volvió ayer a apoderarse de Wall Street, donde los principales indicadores perdieron más del 3%.

El Nikkei ha despedido la jornada con caídas del 1,5% hasta los 7.268 puntos, cerca de los mínimos fijados en octubre de 1982. El índice MSCI Asia Pacífico ha recortado un 2,3% hasta 74,51 puntos y encadena once jornadas consecutivas de recortes. Las pérdidas han supuesto la evaporación de 2,7 billones de dólares del valor de sus acciones pese a los planes de estímulo económico de Estados Unidos, China o Australia.

En Hong Kong, el Hang Seng ha caído con fuerza un 3,6%, mientras que el Corea del Sur, el Kospi ha perdido un 3,2%. Todos los mercados han cerrado en rojo excepto Malasia. En China, el Shanghai Composite se ha dejado un 4,7% hasya los 2.197 puntos. En Nueva Zelanda, el NZX- 50 ha caído por debajo del soporte de los 2.500 puntos, mientras que en Australia, en el S&P/ASX se ha dejado un 1,3% hasta los 3.307,90 puntos.

Entre los valores de la sesión, fuertes recortes para los productores de crudo tras la caída de los precios del petróleo. PetroChina ha registrado caídas del 4,7%, mientras que Cnooc se ha dejado un 4,6%. BHP Billiton, por su parte, ha cedido un 1,4%.

Por otra parte, las acciones de Nomura se han hundido un 8,4% ante las informaciones que apuntan a que podría vender 3.100 millones de dólares en acciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad