Penedès y Laietana acuerdan la última fusión en Catalunya

stop

25 de noviembre de 2009 (21:50 CET)

La suma de Penedès y Laietana da como resultado una entidad con más de 32.000 millones de euros en activos, unos recursos propios de 3.000 millones de euros, una plantilla de 4.000 personas, más de 1,5 millones de clientes y una red de casi de 940 oficinas. Será la novena caja del sector español, por detrás de La Caixa, Caja Madrid, Bancaja, Caja Mediterráneo, Caixa Cataluña (aún sin fusionar), Caixa Galicia, Ibercaja y Unicaja (aún sin fusionar).

En un comunicado remitido a última hora, las cajas destacaron que esta decisión representa una oportunidad para mejorar la productividad y la eficiencia de las entidades y señalaron que ahora se inicia un proceso de fusión "abierto e integrador" para crear un modelo de caja de ahorros que sea un "referente para los clientes, los empleados y el país".

Las entidades subrayaron su "alto nivel" de compatibilidad gracias a un modelo de negocio que tiene como eje central de su actividad al cliente, que la propiedad de las sociedades filiales está en manos de las propias cajas, que comparten la misma plataforma tecnológica y que valoran el fuerte arraigo de las acciones de las Obras Sociales.

Además, fuentes de las cajas subrayaron que hoy se aprobó dar luz verde a las negociaciones con el objetivo de presentar un proyecto de integración que deberá ser finalmente aprobado a sus respectivas asambleas generales para someterlo a su aprobación final.

Recortes
Según datos planteados en el sector, la unión supondrá un recorte de plantilla de 400 personas, cifra que se puede cubrir con prejubilaciones a partir de los 55 años.. Teniendo en cuenta las recomendaciones del Banco de España y los procesos de fusión en marcha, una reducción del 20% en el número de sucursales equivale a más de 180, pese a que no se da un solapamiento de redes significativo.

Los sindicatos destacaron que no aceptarán despidos y perseguirán el modelo de pacto alcanzado en la fusión Sabadell-Terrassa-Girona-Manlleu, con prejubilaciones y condiciones laborales ventajosas.

Con la unión Penedès-Laietana, en pocos meses Catalunya pasará de contar con diez entidades a tener cuatro, a raíz de las fusiones Sabadell-Terrassa-Girona-Manlleu y Catalunya-Manresa-Tarragona, y la continuación del liderazgo en solitario de La Caixa.

El conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, calificó hoy de "razonable y satisfactorio" el proceso de fusiones entre cajas catalanas; consideró que "en un año se habrá cumplido el objetivo satisfactoriamente" a partir de la toma de decisiones de las propias entidades, y celebró que "se ha hecho lo más difícil" y que "se están dando pasos en la dirección adecuada", aunque matizó que "no ha culminado el proceso, hay que esperar que acabe".

Por su parte, el Banco de España quiere tener ultimado antes de que acabe el año un nuevo mapa del sector de las cajas para estudiar qué entidades pueden unirse entre sí en el proceso de reordenación, que el supervisor pretende cerrar en la primera mitad de 2010.

El organismo ha reiterado su intención por reducir las actuales 45 cajas de ahorros en un número menor para conseguir entidades con mayor solvencia y estabilidad financiera, lo que supondrá que al menos 15 de éstas sean absorbidas por otras más saneadas.

Caixa Penedès obtuvo un beneficio neto de 42,8 millones en los primeros nueve meses del año, un 50,11% menos que en el mismo periodo del año anterior, tras realizar dotaciones complementarias por 118,9 millones. El beneficio recurrente fue de 100,1 millones, un 13% más.

Caixa Laietana ganó 16,6 millones hasta septiembre, un 20,23% menos que en el mismo periodo del 2008, tras realizar dotaciones por 45 millones. El resultado recurrente creció un 33,94% por la mejora de todos los márgenes de negocio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad