Piaggio decide concentrar toda su actividad en Catalunya

stop

El sector de la moto aún espera que se desarrolle el plan oficial de ayudas

Sin título

15 de septiembre de 2009 (10:26 CET)

La multinacional Piaggio, que tiene su planta principal en Martorelles, donde trabajan 235 personas, ha decidido reestructurar su presencia en España y concentrarse en Catalunya. Esta resolución, que aún no se ha hecho pública, supone que la sociedad comercial y de desarrollo que tiene en Madrid se cerrará y estas actividades se realizarán en Martorelles, pero en dos sociedades independientes, según ha podido saber Economía Digital de fuentes del sector.

La nueva organización afectará a pocas personas porqué la sede de Madrid era la correspondiente a las oficinas de representación y al departamento , mientras que el grueso de los trabajadores de estos departamentos corresponden al área comercial, están distribuidos por diversos puntos de España y en la práctica no les afectarán los cambios citados.

Piaggio fabrica motos y motocicletas y se implantó industrialmente en España con la compra de la conocida marca Derbi Motor. La sociedad fabrica en Martorelles y por el momento ha conseguido capear la crisis a pesar de qué las caídas del sector superan el 40%.

La empresa tiene pactado y concedido un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de carácter temporal,.  de 37 días que puede usar hasta la finalización del año, pero que aún no ha utilizado.

Honda se lo piensa

Por otra parte, el grupo Honda, que también fabrica en Catalunya, concretamente en Santa Perpétua de la Mogoda, donde da trabajo a 310 empleados evalúa actualmente el impacto de la crisis en Europa y no descarta emprender reestructuraciones.

La fábrica del grupo japonés Honda-Montesa prevé una reducción de la producción de motocicletas y ciclomotores superior al 50%.

El total de vehículos de dos ruedas matriculados hasta el 31 de agosto en España se situó en 122.343 unidades, lo que se traduce en una disminución del 45,8% en comparación con los datos registrados en el mismo periodo del pasado año.

La filial española de Honda siempre ha vivido de las exportaciones. La empresa japonesa se instaló en España a finales de la década de los ochenta para vender en el mercado local, que estaba cerrado a las importaciones japonesas.
Anesdor, la patronal de los fabricantes de vehículos de dos ruedas, explicó que, a pesar de que el 9 de julio se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el plan de ayudas al sector, no se ha articulado el procedimiento de concesión de las subvenciones.

Departament d’Innovació, Universitats i Empresa corroboraron que faltan una serie de aspectos legales que dependen del Ministerio de Industria para que los concesionarios empiecen a recibir el dinero.

El Plan Moto-E aprobado por el Gobierno hace dos meses, estipula ayudas económicas de entre 225 y 750 euros y prevé generar descuentos de hasta el 30% en el precio de ciclomotores y motocicletas. La Generalitat fue la primera comunidad que anunció que complementaría el plan, con una aportación equivalente a la del Estado. Con ello, las ayudas en Catalunya se sitúan entre 300 y 1.000 euros. El plan catalán también está a la espera de los detalles técnicos de Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad