Piden 17 años de cárcel para los propietarios de Gonzalo Comella

stop

31 de diciembre de 2009 (11:23 CET)

El fiscal de Barcelona Ricardo Sanz-Gadea, del servicio de delitos económicos, solicita en su escrito de acusación un total de 17 años y cuatro meses de prisión para los tres hermanos propietarios de la empresa textil Gonzalo Comella por un presunto fraude a Hacienda de 1,2 millones de euros, según publica el Periódico de Catalunya.

El escrito de acusación expone la existencia en la compañía mercantil de un circuito económico «oculto» reflejado en una «contabilidad B». La compañía acusada no se pronunció sobre estas imputaciones.

La empresa Gonzalo Comella, es una sociedad familiar, que tiene con cuatro tiendas de ropa en Barcelona. La firma pertenece a la entidad Cinco G 1870, cuyos socios son los tres acusados Jorge, Gonzalo y Marta Comella Vallescar.

La acusación les imputa ocho delitos contra la Hacienda Pública (reclama dos años y dos meses de prisión por cada uno y multas de cientos de euros) por supuestamente por ocultar parte de la cuota del impuesto de sociedades desde el año 1999 hasta el 2002 y del IVA desde el 2000 hasta el 2003. Al entender del fiscal, los tres imputados siempre han decidido de mutuo acuerdo las cuestiones de gestión y administración de su negocio.

En febrero del 2004, la Agencia Tributaria inspeccionó Gonzalo Comella ante el aparente bajo rendimiento de la actividad declarada por las tiendas y que en su opinión podía obedecer a una voluntad «consciente» de defraudar a Hacienda. Según el fiscal, los propietarios de la empresa, puestos de previo y mutuo acuerdo y con «el ánimo de lucrarse ilícitamente en perjuicio de Hacienda», decidieron que la sociedad presentara su declaración de impuestos de una determinada manera.

La Agencia Tributaria, detalla la acusación, pudo corroborar la existencia de una contabilidad B que incluía, entre otras partidas, ventas, compras y repartos de beneficios no declarados. De ello se deduce que la empresa ocultó «una parte importante de su actividad comercial», lo que dio lugar a la defraudación tributaria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad