Pimec: “Catalunya no es atractiva para crear empresas”

Sin título

20 de mayo de 2009 (17:39 CET)

El mismo día que se celebraba el día del emprendedor, la patronal Pimec, con su presidente, Josep González, al frente reconocía que esta autonomía no atrae a los que quieren crear o ampliar una empresa.

Los motivos aducidos por el dirigente empresarial son el alto coste de los terrenos industriales y de la mano de obra y también la “poca predisposición de ayuda de la administración”, dijo González en la presentación de un estudio titulado “la dinámica societaria en España y Catalunya y el ciclo económico 2000-08” elaborado por el departamento de Economía y Empresa de esa patronal.

El presidente de Pimec contrapuso la situación catalana con la que se da en territorios vecinos como Aragón, donde el gobierno, afirmó González, ofrece todas las facilidades posibles para que las empresas se instalen. En este sentido añadió un nuevo elemento fruto de la crisis: el alto nivel de impagos, ante lo que el dirigente empresarial ha pedido una nueva ley contra la morosidad que reduzca los plazos de pago.

En el estudio, se indica que en momento en que en Catalunya se registró el nivel de destrucción más intenso fue en 2007, cuando se produjo una reducción de 2.557 empresas, frente a las 1922 que se disolvieron oficialmente el año pasado.

En el conjunto español, también se registró la caída más importante en el número de empresas activas precisamente en 2007, cuando hubo 18.037 empresas destruidas, mientras que en 2008 la reducción, quizás porqué se procedía de una situación ya declinante, fue menor, de 16.095 empresas.

Por lo que se refiere a la creación de empresas, en 2008 se crearon en Catalunya 18.540, 6.940 menos que el año anterior, lo que indica un descenso del 37%. En el conjunto de España en 2008 se crearon 102.429 empresas, lo que equivale a un descenso del 31% sobre el año anterior.

Por lo que respecta al tipo de empresas, entre el año 2000 y el 2008, casi la mitad de las nuevas sociedades correspondió al sector de la construcción, lo que da idea de la fuerte especialización en este ámbito que se produjo en los momentos álgidos del crecimiento económico.

A pesar de lo que se afirma en muchos ámbitos, el estudio recoge la práctica estabilidad del peso económico de Catalunya respecto al conjunto español, desde el año 2000 al 2008 el porcentaje del PIB catalán sólo ha variado algunas décimas arriba o abajo del 18%.

Vea el informe completo (en catalán)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad