Pimec llevará la protesta de los empresarios a las puertas del Congreso

Sin título

11 de marzo de 2009 (10:26 CET)

La patronal de la pequeña y mediana empresa de Catalunya, Pimec, junto con otras 160 asociaciones, de muy diversa índole de Catalunya acordaron ayer por unanimidad la convocatoria de una concentración de protesta frente a las puertas del Congreso de los Diputados en Madrid a finales de mes. El objetivo es "demostrar el desencanto y malestar frente a la gestión que se está haciendo de la crisis". Las peticiones de los organizadores de la protesta giraran en torno a mejoras de la financiación, lucha contra la morosidad y la reforma laboral.

La convocatoria es inusual puesto que puede ser la primera vez que los empresarios participen en una manifestación en la calle frente a la entrada del Congreso en Madrid emulando a otros colectivos, como los sindicatos de trabajadores o de agricultores. La crisis es tan profunda que los responsables de empresas han decidido tomar la calle para hacer oír sus protestas. Los convocantes creen que la gestión del Gobierno "está poniendo a la mayoría de las pymes y los autónomos en una situación de muy difícil salida".

Los organizadores prevén contactar con patronales de otras comunidades para que el número de manifestantes sea mayor. Con este objetivo, el presidente de la patronal catalana ha manifestado que desde hoy mismo iniciará contactos con otras organizaciones del resto de España para consensuar los contenidos de la reivindicación y ampliar la protesta. Además no descartan organizar algún acto de protesta en Barcelona de carácter similar.

Como en todas las manifestaciones y protestas ciudadanas, los convocantes prevén entregar a la Administración y a todos los partidos políticos un documento de propuestas coyunturales y estructurales para aligerar la crisis al finalizar la concentración de protesta. El presidente de Pimec, Josep González, explicó ayer que la convocatoria responde a las demandas de los propios empresarios ya que aseguró que en la patronal reciben cada día testimonios de los efectos de la crisis. "El empresariado está harto y cansado de que las medidas no vayan dirigidas a las pymes y que la Administración no les haga caso, y quiere que se le escuche".

Pimec señaló ayer como los principales problemas de las pequeñas y medianas empresas la falta de financiación, la morosidad, la caída de las ventas y de la producción y las dificultadas para ajustar las plantillas. Todas esas dificultades provocan el cierre de muchas empresas y la presentación de expedientes concursales que acaban provocando un aumento de las listas del paro, denunció ayer la patronal Pimec. "Este goteo, no sólo no afloja, sino que está aumentando", añadió González.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad