Pirelli anuncia su reconversión y provoca incerteza en Manresa

Sin título

25 de febrero de 2009 (10:38 CET)

Esta mañana la dirección de Pirelli explicará a los sindicatos sus planes de futuro para la planta de Manresa, que dejará de hacer neumáticos a final de año. Pero ante la amenaza de cierre total, la UGT de Cataluña pedirá a la multinacional italiana Pirelli recoloque la totalidad de los 600 trabajadores de la fábrica, aunque suponga un cambio de especialidad.

El sindicato afirma, sin embargo, aceptar el proceso de reconversión que la empresa quiere implementar, para adaptarse a la reducción en las ventas de neumáticos provocada por la crisis. Pirelli trabaja en la creación de un centro logístico para el sur de Europa, que incluiría la fabricación de filtros de partículas, investigación de productos relacionados con las placas fotovoltaicas y reciclaje de neumáticos. Esta nueva planta debería ceñirse a los mercados del sur de Europa y norte de África.

En principio, el fabricante de neumaticos plantea 257 bajas más prejubilaciones, según el preacuerdo a que llegó con los trabajadores, que votaron afirmativamene en una asamblea que tuvo lugar el 18 de enero pasado. Pero la incerteza domina en el ambiente, al hacerse público que Pirelli dejará de hacer neumáticos en esta planta antes de que acabe 2009.

Fuentes de UGT desconocen todavía el número de trabajadores que la nueva actividad de Pirelli podría emplear aunque exige que pueda dar trabajo a la totalidad de la plantilla catalana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad