Plan de recorte de gastos de la Generalitat

stop

Castells reduce en 900 millones el presupuesto

Sin título

23 de junio de 2009 (14:31 CET)

El conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, presentó hoy un plan de ahorro con el que el Ejecutivo catalán prevé reducir este año el gasto en 900 millones, 50 de ellos por la supresión de plazas vacantes en la plantilla de la Generalitat. Del resto, 381 millones serán congelados, y 467 eliminados de los Presupuestos.

   Castells destacó que este ahorro no supondrá ningún despido ni recortes en el presupuesto dedicado a la prestación de servicios sociales esenciales y a ámbitos estratégicos, como la investigación.  No obstante, fuentes del gobierno catalán indicaron que la reducción de 50 millones supondría la no reposición de entre 800 y 1000 plazas de trabajadores públicos que se den de baja por jubilación.

   Afirmó que se trata de medidas "necesarias" para contener el déficit, porque pese a que habrá este año y el próximo, la Generalitat debe "hacer todo lo que haga falta para dar ejemplo en austeridad presupuestaria, igual que todo el mundo se aprieta el cinturón". Añadió que el Govern mantendrá la actividad inversora necesaria que "ayudará a sostener la economía".

Con todo, uno de los departamentos que más prevé reducir gastos es el de Política Territorial y Obras Públicas, un que el Gobierno utilizó a principio de la crisis para sostener la actividad y el empleo, con una aceleración de las inversiones en obra pública.

   Según Castells, esto se explica por su peso en los presupuestos --puesto que el Gobierno reducirá un total de 700 millones de manera proporcional en cada departamento en función de su peso en el total-- y porque se recortarán 100 millones de Ifercat, la empresa dedicada a la construcción de la L9 .

   Estos 700 millones de reducción proporcional a todos los departamentos respeto a su peso en los presupuestos ordinarios y los ajustados, más los 100 de Ifercat, más 50 más que se eliminarán de transferencias a entidades públicas, suman los 850 millones de ahorro.

   De este total de reducción de gasto general, los 381 millones que se congelarán --es decir, que no se ejecutarán por el momento aun cuando estén presupuestados--, podrán "reconsiderarse" cuando Catalunya cuente con un nuevo modelo de financiación, según Castells.

   No habrá recortes en el presupuesto del ICS ni del ICASS, así como tampoco de las prestaciones que abona la Conselleria d'Acción Social y Ciutadania, de la política de investigación ni de la financiación de las universidades públicas.

Precisamente, CCOO y UGT de Catalunya denunciaron el lunes la intención del Govern de recortar la plantilla de cada departamento de la Generalitat en un 3% para hacer frente a la crisis. Ante esta posibilidad, que fuentes del Departament d’Economia desmintieron rotundamente, los sindicatos convocaron una concentración frente al Palau de la Generalitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad