Polémica entre constructores por las distribución del fondo de inversión local

stop

19 de mayo de 2009 (14:09 CET)

El Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL), creado por el gobierno central para dinamizar el sector de la construcción a través de la obra pública, ha creado polémica en Catalunya. El gremio de constructores de la comarca del Vallès se duele en un comunicado de que los impedimentos burocráticos hayan impedido que muchas empresas de la comarca accediesen a conseguir obras. Esta apreciación choca con la que ha realizado el presidente de la Cambra de Constructors d'Obres de Catalunya, Rafael Romero, que acusa a esta patronal de “aplicar criterios proteccionistas”.

La base de las quejas de los empresarios del Vallès es la poca participación que han tenido las empresas de esa demarcación en las concesiones de obras vinculadas con el plan FEIL. En concreto, de los 95 millones otorgados hasta ahora sólo 20,5 han beneficiado a empresas locales.

Rafael Romero, presidente de la Cambra discrepa frontalmente de las críticas del gremio de constructores: “precisamente estoy en la junta de clasificación y lo que hemos conseguido es que la cifra para clasificar se suba a 350.000 euros, equivalente a 60 millones de las antiguas pesetas. Los que tienen una facturación inferior, pueden ser contratados directamente sin que tengan que cumplir las especificaciones incluidas en la clasificación. Hasta que se cambió la ley de contratación pública sxi una obra estaba valorada en más de 120.000 euros se precisaba que la empresa estuviese clasificada. En este sentido, considera que la normativa es muy favorable a las pequeñas y muy pequeñas empresas: “yo he visto contratos con empresas de cuatro empleados”, dice Romero.

Respecto al fondo de la protesta de los agremiados del Vallès, Romero indica que la posición de estas empresas “seria tan difícil de entender como llevando al absurdo la idea, se llegase a prohibir que estas compañías trabajasen fuera de su comarca”.

De hecho, en el ayuntamiento de Rubí explican que a pesar que las empresas locales no sean adjudicatarias directas de los concursos eso no significa que no terminen beneficiándose de las adjudicaciones que consiguen otras sociedades, porque estas acostumbran a subcontratar en el municipio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad