Posible recurso de inconstitucionalidad de la Generalitat contra el FROB

stop

Primeras reuniones con los representantes sindicales

02 de julio de 2009 (18:08 CET)

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Forb) ya ha creado su primera polémica. El conseller de Economía, Antoni Castells, ha abierto la puerta a la presentación de un posible recurso de inconstitucionalidad al decreto que ha dado forma a este plan de ayuda al sector financiero.

La Generalitat duda de la constitucionalidad de un aspecto muy concreto: no sabe exactamente si la parte que define las operaciones de fusión con una entidad intervenida vulnera o no sus competencias.

Por ello, Castells ha anunciado en el Parlament que “los servicios jurídicos están estudiando el decreto y, si de su informe se desprende" que puede haber una invasión competencial, obrarán "en consecuencia", para lo cual pedirán un dictamen al Consell Consultiu, como paso previo a la presentación de un requerimiento de incompetencia y de un eventual recurso ante el Tribunal Constitucional.

Esta decisión puede obedecer a las presiones de ERC. La semana pasada, el secretario general de este partido, Joan Ridao, instó al govern a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el FROB, entre otras razones porque el decreto abre la posibilidad de que los bancos puedan adquirir participaciones "en derechos políticos y derechos de voto" en las entidades afectadas.

Reuniones con los comités

Las direcciones de las cajas privadas que han empezado a debatir su colaboración o incluso su fusión han mantenido encuentros formales con representantes de los trabajadores. El miércoles lo hizo Caixa Terrassa y este jueves, 2 de julio, lo hicieron Caixa Sabadell y Caixa Manlleu. En dichas reuniones la información ha sido escasa, según los participantes.

“Han informado de lo que ya casi sabemos todos por la prensa”, explicó a Economía Digital un asistente a uno de los encuentros. Los directivos han reconocido la existencia de conversaciones para llegar a alguna forma de integración. “Han desmentido que en el Banco de España se reclamase un tamaño mayor para la fusión”, puntualizaba la misma fuente. Otro elemento aportado fue el considerar que el proceso está abierto. En todo caso, la sensación a la que llegaron los sindicalistas fue que los responsables de las cajas cuentan con presentar algún proyecto ya más concreto después de vacaciones y que lo que existe hasta ahora “está verde”.

Los comités de empresa han preguntado también por los efectos de la fusión en las plantillas a lo que las respuestas han sido considerar que serán limitados y que se intentará que las bajas, que no han cuantificado, se substancien a partir de medidas no traumáticas.

La misma sensación se tiene en Caixa de Cataluña. Fuentes cercanas al comité de empresa han indicado que “a nosotros nadie nos ha dicho nada, aunque la sensación es que todo va muy lento” aseguran. “Nos dicen que los tres socios están de acuerdo pero vemos luego que el ex presidente de Caixa Girona dice que no está de acuerdo, y lo dice cuando marcha”, asegura un portavoz.

En Caixa Catalunya, la segunda caja de ahorros catalana, no se ha convocado ningún consejo de administración extraordinario para informar de la situación ni tampoco se ha hablado oficialmente con los comités de empresa, y la dirección de la entidad sólo confirma que “existe consenso de las tres cajas para explorar un acuerdo”. En todo caso, las fuentes consultadas creen que el proceso va lento y que podría acelerarse después de vacaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad