¿Prefiere ver el vaso medio lleno...?

stop

21 de agosto de 2009 (19:35 CET)

Hay motivos para la esperanza. Durante los últimos meses los ‘brotes verdes’ han estado en boca de todos y encabezando titulares sin que nadie supiera a ciencia cierta si realmente existían, pero en las últimas semanas parece ser que algunos de ellos están germinando.

La salida oficial de la recesión de las dos principales economías europeas es una de las señales más claras. Francia y Alemania crecieron un 0,3% durante el segundo trimestre de 2009, un dato más que esperanzador tras el declive que ambas economías experimentaron en los tres primeros meses del año.

El BCE y el Bundesbank se unían a este mensaje esperanzador afirmando que “la recesión está tocando fondo”, un indicio que este viernes ha confirmado el índice PMI, un indicador compuesto de los gerentes de compras que mide la actividad de los servicios y las manufacturas y que se situaba ya en el umbral a partir del que una economía se puede considerar en expansión.

Asia está siendo un contribuyente neto a la recuperación. Japón declaraba esta semana su salida oficial de la recesión al registrar un crecimiento del PIB del 0,9% en el segundo trimestre, tras 5 trimestres consecutivos en negativo.

Las señales que vienen de Estados Unidos también invitan al optimismo. El país donde se originó la crisis financiera de la mano de las hipotecas ‘subprime’ y su consecuente crisis inmobiliaria, ya dice adiós de manera oficial a ésta, con las mejores cifras de compraventa de viviendas en 2 años. A este dato se suma el ofrecido por Conference Board en cuyo índice de indicadores adelantados, seis de ellos ofrecieron un comportamiento positivo por sólo tres que fueron negativos y uno que permaneció estable.

Incluso el FMI ha decidido oficializar estos indicios de recuperación afirmando tajantemente a la luz de estos datos que “la recuperación ha comenzado”.

Indicios de recuperación en España
España, mientras espera evidencias algo más claras, también tiene motivos para confiar en que “lo peor ya ha pasado”. Así lo constatan indicadores como el de la morosidad en el comercio, que ha vuelto a los niveles previos a la crisis, o el de la morosidad del crédito, que ha bajado por primera vez en 2 años.

El descenso del paro en julio, por tercer mes consecutivo, ha dado igualmente alas a los más optimistas. En esta línea, el Banco de España, y sin querer lanzar las campanas al vuelo, ya ha constatado la suavización en el ritmo de contracción de la economía en línea con los que afirman que la recesión ha tocado fondo.

Mientras llega el anuncio oficial de la salida de la crisis, los españoles no permiten que nada afecte a su felicidad y así, según un reciente estudio de una conocida marca de refrescos, los españoles son, junto con los italianos, los europeos más felices. Casi un 60% se declara feliz pese a la crisis. Que dure.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad