Preparativos para una ola de fusiones financieras

stop

Sin título

23 de marzo de 2009 (18:26 CET)

A pesar de que el sistema bancario español es uno de los más solventes del mundo, según parece, la dureza de la situación económica hace que en el sector se estén preparando ya medidas para hacer frente a un empeoramiento de la crisis. El Banco de España es consciente de la coyuntura y prepara, junto con las propias entidades, planes que permitan mejorar la salud de bancos y cajas. Las fusiones serían las herramientas claves en esta estrategia.

Después de reunirse con los máximos responsables de bancos y cajas, el supervisor ha dibujado, según informa Cinco Días, diversos escenarios para contribuir a mejorar la calidad de las entidades de crédito. Las alternativas pasan por la fusión entre entidades sanas, de forma que surjan organizaciones mucho más fuertes; la fusión mixta de una entidad sana con una menos solvente, y, la tercera, que sería la fusión de dos sociedades con problemas de capitalización.

El Banco de España ha enviado a todas las entidades unos formularios a partir de los cuales puedan hacerse simulaciones que muestren con claridad hasta que punto podrían soportar una situación de deterioro de activos y cual sería el mecanismo de respuesta a dicho proceso. Así cada entidad realizará tres combinaciones: una entre dos entidades solventes; la segunda entre una solvente con otra con déficit de capital y la tercera entre dos entidades en situación insatisfactoria.

El trabajo está previsto que llegue a manos de presidente del banco emisor, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, antes del 31 de marzo.

En caso de que se realizasen fusiones de entidades con problemas, la idea es que sea el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) quien aporte el dinero. Pero parte de ese dinero lo facilitaría el Estado a través de créditos al FGD y, por tanto, esos fondos se devolverían con intereses.

Actualmente el FGD tiene unos 7.000 millones de euros. Pero puede ser que las necesidades resultantes superen dicha cantidad. En este sentido la idea que tiene más visos de ser implementada es la de conceder fondos a partir de créditos que se devolverían, por ejemplo, a partir de la venta de activos.

Las previsiones de las entidades bancarias no son humo de pajas porque fuentes consultadas consideran que la morosidad irá en aumento en los próximos meses, hasta llegar esta año a los 100.000 millones, cifra que se debería sumar a los 63.000 millones que se registraron en 2008; en tasa de morosidad podría pasarse del 3,8% actual hasta casi un 9% de media, si sea confirman los peores augurios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad