Préstamos Personales en un banco online vs tradicional

stop

Las entidades de toda la vida ofrecen más flexibilidad en las comisiones frente a la accesibilidad de las nuevas compañías

Banca tradicional contra banca online, ¿con cuál te quedas?

en Barcelona, 07 de diciembre de 2015 (16:41 CET)

Desde los comienzos de la banca online  en nuestro país, en 1995, ha crecido sin parar por sus múltiples ventajas tanto para el cliente como para la entidad financiera. Sin embargo, la banca tradicional aun ofrece ciertas cosas que no pueden verse remplazadas por medio de una pantalla. A continuación comentaremos las ventajas y pormenores de cada tipo de banca.

- Pros y contras de la banca online: La principal ventaja es la de poder obtener este servicio de manera rápida, cómoda y durante las 24 horas del día. La otra gran ventaja es la mayor transparencia mediante este servicio online, ya que las entidades bancarias están obligadas a exponer los términos y condiciones de los contratos de manera clara y concisa, sin la famosa letra pequeña.

En cuanto a los contras, destacamos la inexistencia de trato personal, especialmente importante en temas tan delicados como el dinero. Otro inconveniente es el peligro que representan las webs no oficiales, por eso debemos siempre adentrarnos en entornos seguros de la red.

-Pros y contras de la banca tradicional: Además del trato personal y el hecho de que no haga falta ningún aparato electrónico, las condiciones con la entidad bancaria son más flexibles ya que generalmente se puede negociar las mismas.

Un gran inconveniente es tener que ir a la entidad física y aguantar las colas pertinentes, especialmente si tenemos en cuenta que el horario de apertura se limita generalmente a las mañanas de los días entre semana.

El portal online de ING es uno de esos lugares seguros que nos ofrecen todas las ventajas de la banca online. Por medio de los préstamos personales de ING podremos contratar desde la comodidad de casa un préstamo con un tipo de interés muy atractivo y sin comisiones.

A su vez, existen entidades bancarias que, aunque ofrecen un servicio online, no pueden considerarse 100% banca online. Un ejemplo lo encontramos en los préstamos personales de CajaViva. Una vez hayamos contratado este préstamo podremos hacer uso de internet para informarnos al respecto, pero para su viabilidad y contratación deberemos presentarnos en alguna de sus entidades físicas.

Aunque las entidades online nos dan una gran flexibilidad y rapidez y nos permiten hacer los trámites desde casa, muchos clientes prefieren tener la posibilidad de comentar personalmente dudas, condiciones, etc., y en esto las entidades tradicionales tienen una ventaja. Justamente eso es lo bueno de tener alternativas, que cada cliente puede elegir la que más le interesa en cada caso.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad