Primer revés de los mercados a La Caixa

stop

FITCH DUDA DEL MODELO DE NEGOCIO DE LA ENTIDAD DE AHORROS CATALANA

Sin título

20 de septiembre de 2010 (19:58 CET)

La Caixa ha perdido cierto brillo ante los mercados internacionales. Siempre ha presentado unos resultados rutilantes (902 millones de beneficios en el primer semestre) y su morosidad es de las más bajas del sector, el 3,46%. Pero ese buen bagaje histórico ha sido insuficiente para convencer a la agencia Fitch, que este martes ha rebajado la calificación de la entidad presidida por Isidre Fainé. El rating a corto plazo ha pasado de AA- a A , mientras que el largo plazo ha caído de F1 a F.

Fitch argumenta esta rebaja por el hecho de que La Caixa está demasiado expuesta a “los desafíos de la débil economía española”, donde concentra la práctica totalidad de su negocio financiero. La agencia insiste en que la entidad presidida por Fainé “tiene un modelo de negocio financiero menos diversificado” que otros grupos financieros, como serían Santander y BBVA en el caso español.

La agencia asegura que la caja de ahorros catalana mantiene el riesgo ante la crisis por su "alta exposición" al sector inmobiliario. Y esa afirmación la sostiene aunque llega a puntualizar que su morosidad está por debajo de la media del sector, y que más de la mitad de los créditos concedidos lo son a clientes individuales. La agencia de calificación también reconoce que la entidad presidida por Fainé mantiene su fortaleza en el ámbito de la banca minorista y que ha hecho un uso limitado de las inyecciones de liquidez del BCE.

Respecto a la reciente absorción de Caixa Girona, Fitch considera que el "pequeño tamaño" de la entidad gerundense no comprometerá la "sólida fortaleza financiera, perfil de riesgo y adecuación de capital" de La Caixa.

Balón de oxígeno


Por otra parte, Moody's, ha valorado positivamente el descenso de la deuda de la banca española con el Banco Central Europeo (BCE) en agosto hasta los 109.793 millones. Para la agencia  esta cifra apunta a la progresiva normalización de las operaciones de financiación de las entidades nacionales, gracias, en parte, a la publicación de los test de estrés al sistema financiero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad