Principio de acuerdo en la ley catalana de sucesiones

16 de diciembre de 2009 (16:36 CET)

Tras negociaciones de última hora entre el Govern e ICV, y sólo un día antes de la votación de la enmienda a la ley de medidas fiscales y financieras en el último Pleno del año, el nuevo acuerdo conseguido sobre la ley de sucesiones catalana rebaja de 400.000 a 275.000 el máximo exento en las herencias de padres a hijos, aunque introduce una bonificación de la base imponible que puede llegar a los 125.000 euros. Así pues, el acuerdo contempla un umbral intermedio entre la propuesta de PSC y ERC, que planteaba un máximo de 400.000, y la de los ecosocialistas, que apostaban por 200.000.

En cuanto a los traspasos entre cónyuges, el máximo será de 500.000, aunque se añade también una variable que puede alcanzar los 150.000. También se mantiene la deducción por vivienda habitual y que, a partir del 1 de enero del 2010, no se perderá la condición de vivienda habitual si la persona propietaria vive más de dos años en una residencia o centro sanitario.

Con este principio de acuerdo se garantiza que el tripartito no vote dividido la enmienda sobre la reforma del impuesto que debía incluir en la ley de medidas fiscales y financieras, tal y como ya ocurrió con la Llei d'Educació de Catalunya (LEC). Las negociaciones continuarán para acabar de pulir las diferencias que pueda haber.

Sucesiones pone en jaque el Govern
El acuerdo de sucesiones también ha provocado movimientos en los niveles más altos del tripartito. Según fuentes republicanas, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, ha pedido este miércoles por la mañana al presidente de la Generalitat, José Montilla, que se implicara personalmente en la negociación para hacer posible un acuerdo con ICV-EUiA en una reforma del impuesto de sucesiones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad