Principio de acuerdo entre General Motors y Magna sobre Opel

stop

Sin título

29 de mayo de 2009 (17:49 CET)

El grupo automovilístico estadounidense General Motors y el fabricante canadiense de recambios Magna han alcanzado un principio de acuerdo para el rescate de su filial en Alemania Opel, según  fuentes bien informadas.

   Dichas fuentes señalaron que ambas partes estuvieron discutiendo sobre los detalles de este posible acuerdo antes de la reunión entre los representantes del Gobierno de Alemania, de General Motors y de las empresas interesadas en entrar en el capital de Opel.

   A raíz de estas negociaciones, un portavoz del Gobierno alemán señaló que la reunión entre todas las partes implicadas había sido retrasada hasta las 18.00 horas de hoy con motivo de las conversaciones que están manteniendo Magna y General Motors.

   Las dos partes han estado intentando redactar un memorando de entendimiento que podría servir de base para la creación de un crédito puente por valor de 1.500 millones de euros, así como una solución de fideicomiso que proteja a Opel de los acreedores en el caso de que General Motors se declare en suspensión de pagos en Estados Unidos.

  "Se ha alcanzado un marco de acuerdo", señaló la misma fuente, quien aclaró que el objetivo ahora es trabajar sobre muchos de los detalles del mismo antes de la reunión con la canciller alemana Angela Merkel, "para poder firmar el memorando de entendimiento hoy mismo".

   Por otro lado, el fabricante italiano de automóviles Fiat manifestó hoy su intención de no acudir a la reunión convocada por el Gobierno alemán para analizar la necesidad de aportar fondos de emergencia para Opel, y aunque el grupo italiano mantiene su interés en integrarse con la firma germana, advierte de que no lo hará a cualquier precio.

   El consejero delegado de Fiat, Sergio Marcchione, expresó el compromiso de su empresa a continuar con las negociaciones para buscar una integración con Opel y conseguir una solución estable para sus actividades industriales que satisfaga las expectativas de General Motors y del Gobierno alemán. Marchionne explica que en Fiat se quedaron "perplejos" cuando General Motors planteó el pasado miércoles una necesidad de financiación adicional de Opel por importe de 300 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad