Prisa plantea duros ajustes salariales para 2009 y 2010

Sin título

10 de junio de 2009 (18:01 CET)

La dirección del grupo Prisa se halla inmersa en un acelerado proceso de reducción de costes. Las diversas empresas que forman el conglomerado han recibido la consigna de recortar presupuestos evitando, si es posible, expedientes de reducción de plantilla.

Por el momento lo que han planteado las respectivas empresas a los trabajadores son procesos “imaginativos” de ahorros. Esto lo saben los empleados que han sido informados por sus comités de empresa por correo interno de los contactos informales que han ido produciéndose. La empresa considera urgente, “antes de que acabe julio”, la necesidad de llegar a un acuerdo con sus trabajadores.

Un portavoz de los trabajadores ha explicado que “en este momento no sabemos en que punto estamos, empezaron planteando una reducción de salarios del 5% y las últimas noticias hablan de un 15%”. Efectivamente, la dirección de El País planteó el 2 de junio pasado una propuesta de ajuste para el año 2009 que permitiría ahorrar 1,39 millones de euros, y una cantidad similar para el 2010.

En otras empresas del grupo también se ha enviado un mensaje parecido. Se trataría de conseguir recortes de sueldos que se recuperarían cuando volviesen las vacas gordas. Así, de lo que se ahorrase en 2009 se podría recuperar el 50% en 2011 y el resto en 2012, siempre que se alcancen unos determinados objetivos .

El descuento se plantea en la llamada paga de productividad, que se rebajaría un 32% en 2009 y hasta un 94% en 2010, y también en la aportación al plan de pensiones de estos dos años que no se haría. La oferta supondría también un recorte directo en los sueldos de la alta dirección. A cambio, El País ofrece compensar con cinco días de permiso la no aportación al fondo de pensiones y el recorte de la paga de productividad se premiaría a su vez con 14 días.

En otros medios como Cinco Días las propuestas parten del interés de la empresa de rebajar en 1 millón de euros los gastos del periódico. “Aquí ya han llegado hasta a la petición de reducir los salarios un 15%”, asegura un portavoz de los trabajadores: “se ha intentado reducir la llamada paga de los fines de semana, que se instituyó cuando Cinco Días pasó a publicarse también los sábados. También se han planteado bajas incentivadas, pero individualmente.

Alternativa

Como alternativa a los recortes la redacción de Cinco Días propone, por ejemplo, no salir el mes de agosto, lo que ha sido desechado por la dirección “si no lo hace también la competencia”.

Los trabajadores de la empresa GDM, que gestiona la publicidad de Prisa, han recibido propuestas como “aceptar una especie de excedencia de uno o dos años”, aunque la vuelta no estaría claramente garantizada.

En definitiva, medidas “imaginativas” que eviten la presentación de expedientes de regulación de empleo “porque no existe liquidez para asumirlos”, aseguran los trabajadores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad