Puig desafía a la crisis y aumenta su beneficio un 153%

stop

12 de mayo de 2009 (18:57 CET)

El grupo de perfumería, estética y moda catalán Puig consiguió en el 2008 unos ingresos netos de 1.036 millones de euros, un 8,5% más que lo que obtuvo en el 2007. El grupo logró el año pasado un beneficio neto de 86 millones, un 153% más que el año anterior, en el que ganó 34 millones. La compañía ha pasado de tener una deuda neta de 136 millones en el 2004 a disponer de una tesorería neta de 97 millones en el 2008.

La división del grupo dedicada a la perfumería ha representado el 81% de los ingresos de Puig en el 2008, entre los cuales destacan los procedentes de la evolución de los productos Paco Rabanne, que ha crecido un 43% gracias, sobre todo, a la buena acogida del perfume masculino One Million. Carolina Herrera ha aumentado un 11,3% y sigue siendo la principal marca de la compañía, mientras que las fragancias de Prada han registrado un incremento del 13,6% en el último año.

La cosmética y el cuidado personal (división en la que se encuentran marcas como Vitesse, Heno de Pravia, Lactovit o Payot) han generado un 13% de los ingresos, mientras que la moda (que cuenta con otras tres marcas propias de Puig: Carolina Herrera, Nina Ricci y Paco Rabanne) aporta el 6% de la facturación.

Puig, que también ha reforzado su posición en Latinoamérica (donde ha crecido un 20,8%), vende sus productos en más de 130 países y cuenta con filiales propias en 23. Sin embargo, no todo son buenas noticias. La compañía prevé un leve descenso de sus ingresos para este año debido a la coyuntura económica global y a la bajada de consumo en general.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad