Quintás augura "graves problemas" para las cajas en 2010

stop

Critica al Bobierno: "con amigos así no necesitamos enemigos"

Sin título

24 de mayo de 2009 (14:26 CET)

Previsiones nada optimistas para las cajas. Y, en este caso, desde dentro del sector. El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, cree que las cajas españolas tendrán "graves problemas temporales" durante 2010. Quintás, en una entrevista al diario económico 'Cinco Días', cree que el principal desafío de las cajas españolas será el aumento de la morosidad, que "seguirá creciendo hasta 2010 y pemanecerá en niveles altos", pronostica.

Las pesimistas previsiones de Quintás llegan en un momento en que las cajas españolas están en el centro de la diana de todas las especulaciones, y cuando no pocos analistas afirman que muchas entidades tendrán que asumir adquisiciones o fusiones para seguir siendo viables. Quintás, sin embargo, advierte que "no todas las fusiones de cajas son recomendables". También afirma que los gobiernos de las comunidades autónomas "traicionaron el modelo y alejaron a las cajas de su cometido" al tener una representación en sus órganos directivos que considera excesiva. En este sentido, opina que el límite actual del 25% "no es suficiente, porque un sector puede expoliar el derecho de representación de otros".

El presidente de las cajas de ahorros no está muy contento con el ejecutivo, porqué ya en Santander, Quintás, que ha dicho que "con amigos así no necesitamos enemigos", en referencia al presidente del Gobierno y a la ministra de Economía y Hacienda.
Lo ha dicho indicando que cada vez que el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, o la ministra de economía, Elena Salgado, se refieren a prob lemas del sector financiero, citan a las cajas y no a los bancos,.
En este sentido, "un amigo mio, también gallego, me decía "con amigos así no necesitamos enemigos", indicó Quintás citando a Pío Cabanillas
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad