Rajoy anuncia que el déficit público bajó al 6,7% del PIB

stop

El dato se sitúa cuatro décimas por encima del objetivo pactado con Bruselas

Mariano Rajoy, durante su intervención. EFE

27 de febrero de 2013 (09:47 CET)

Hace una semana, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciaba en el debate del estado de la Nación que el déficit público se había situado por debajo del 7%. Este miércoles ha precisado el dato y ha asegurado que el déficit definitivo ha bajado al 6,7% del PIB.

El dato se sitúa cuatro décimas por encima del objetivo pactado con Bruselas, aunque mejora la previsión que el pasado viernes realizó la Comisión. Estimaba un déficit público del 7% sin contar con las ayudas a la banca y del 10,2% teniendo en cuenta las mismas. En término estructurales, se ha rebajado 3,5 puntos porcentuales.

“Enorme esfuerzo”

Así lo ha avanzado durante la Sesión de Control al Gobierno en el Pleno del Congreso en respuesta al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha preguntado a Rajoy por las previsiones de empleo para el año 2013.

"El déficit que mandaremos a la CE quedará al final en el 6,7%, lo que supone un enorme esfuerzo para el conjunto de la sociedad porque en términos estructurales será de 3,5%. Esto no lo había hecho antes ningún país en la OCDE".

Rajoy ha defendido que con ello, "aumenta la confianza en España y hace que sigamos convencidos de que, aunque todavía no se han producido resultados, la política económica que llevamos a cabo es la buena", ha añadido.

Mantendrá 'las recetas'

Además, el presidente ha defendido que las cuentas de este año "anuncian ya el fin de la recesión", junto con otros datos, como las "mejoras evidentes" en la competitividad que muestra la balanza de pagos o el avance en el saneamiento financiero. Por eso, Rajoy se ha reafirmado en que su política económica es la necesaria, por lo que continuará aplicando las mismas recetas.

Rajoy ha restado importancia a las previsiones de la Comisión Europea, que el pasado viernes revisó las cifras para este ejercicio apuntando que la economía se contraerá un 1,4% este año, porque "lo importante no son las previsiones, que dependen de muchos factores". En este punto, ha puesto como ejemplo lo ocurrido ayer en la Bolsa como consecuencia de la inestabilidad política en Italia, "sin tener nada que ver con España".

Rubalcaba pide diálogo

El líder de los socialistas ha vuelto a pedir al presidente que, ante las previsiones de Bruselas y de otros organismos internacionales un nuevo rumbo en sus políticas.

"Cambie de política económica, priorice el crecimiento, cambie de política laboral, estimule de verdad el empleo y modifique la nefasta reforma laboral que está creando desempleo". "Dialogue", ha insistido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad