Rajoy descarta de forma ambigua subir más impuestos este año

stop

CUMBRE CON SARKOZY

Rajoy, durante la Investidura, explica la reforma fiscal

16 de enero de 2012 (18:50 CET)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ha asegurado que no pretende incluir una subida de impuestos en los Presupuestos de 2012 porque es "perfectamente compatible" reconducir la situación sin subir los impuestos en los próximos meses, aunque, tal y como ha dicho, "en la vida nada es para siempre".

Así ha contestado Rajoy en una rueda de prensa junto al presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, al ser preguntado por si el Gobierno incluirá una subida de IVA en las cuentas de 2012, donde también ha dicho que subir el IRPF fue una decisión que "personalmente" le costó mucho tomar, porque no cree en una economía con impuestos elevados.

"No cabía otra alternativa", ha señalado, tras mostrarse convencido de que en el futuro se podrán bajar los impuestos una vez que se retome la senda de crecimiento y creación de empleo, al tiempo que ha restado importancia a la rebaja de calificación por parte de Standard & Poor's, aunque ha resaltado la conveniencia de estar atentos a los datos económicos.

Respecto a la pérdida de la máxima calificación crediticia, la Triple A, por la deuda francesa, el presidente galo ha instado a mantener "la sangre fría" frente a las decisiones de las agencias de medición de riesgos y acometer las medidas necesarias ante "la crisis sin precedentes" que sufre Europa. "Esto no cambia nada", ha afirmado.

El presidente francés también incidido en el interés de todos los países de la Eurozona en que los Gobiernos de España e Italia tengan éxito en la resolución de sus problemas, porque todas las economías de la unión monetaria están "interrelacionadas".

Fin del mandato de González Páramo

Durante su intervención, Sarkozy ha mostrado su respaldo al presidente de España en su intención de seguir contando con un representante español en el consejo ejecutivo del Banco Central Europeo cuando concluya el mandato de José Manuel González Páramo como miembro de dicho organismo.
"Francia apoya con todas sus fuerzas que España mantenga un puesto" en el consejo ejecutivo del BCE, aseguró el presidente francés en una rueda de prensa junto con el presidente español en el Palacio de la Moncloa.

En este sentido, Rajoy informó de que en la reunión que han mantenido ambos mandatarios este mediodía le ha transmitido a Sarkozy su voluntad de que España siga manteniendo "como corresponde" una de las seis sillas del consejo del BCE cuando concluya el mandato de González Páramo.

José Manuel González Páramo cesará de su puesto en el consejo ejecutivo el próximo 31 de mayo tras ocho años en el organismo, ocasión que algunos países de la Eurozona con mayor calificación crediticia que España podrían aprovechar para obtener una de las seis sillas de la institución, que habitualmente ha ocupado España como cuarta mayor economía de la unión monetaria.

Apoyo a la tasa sobre las transacciones financieras

Rajoy ha anunciado además que España apoyará la imposición de una tasa sobre las transacciones financieras, aunque haya que estudiar "algunos detalles" para que no se traslade a los consumidores.
Se trata, como ha recordado Rajoy, de una iniciativa por la que Sarkozy ha dado "mucha la batalla" y que contará con el "apoyo político" del Gobierno español.

"Muchas veces, las decisiones tardan mucho tiempo en tomarse y muchas más veces, después de haberse aprobado, más tiempo en entrar en vigor. Éste es un asunto sobre el que pueden tomarse decisiones y creo que, como tantas y tantas cosas, cuanto con mayor rapidez se haga, muchísimo mejor", ha señalado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad