Rato (CajaMadrid), primer accionista de la 3ª aerolínea del mundo (BA IB)

Sin título

12 de noviembre de 2009 (18:40 CET)

Llegar y besar el santo. Cuando tome definitivamente posesión de la presidencia de Caja Madrid, Rodrigo Rato encontrará sobre su mesa de trabajo un regalazo, no sé si inesperado: la caja será el primer accionista de la fusión entre Iberia y British Airways.

La empresa resultante de esa integración será la tercera del mundo en facturación, con unas ventas conjuntas de más de 14.000 millones de euros, sólo por detrás de Air France y Lufthansa.

La ecuación de canje acordada ha sido de 45 acciones de British por cada 55 de Iberia. Se trata de un acuerdo muy favorable para la compañía española si se tiene en cuenta que su tamaño es casi la mitad que el de la británica. La sede operativa estará en Madrid, por lo que se garantiza el papel de Barajas como aeropuerto internacional. La sede financiera del holding que agrupará ambas compañías estará en Londres.

El presidente de la nueva sociedad será Antonio Vázquez, actual presidente de Iberia, mientras que el consejero delegado será Willie Walsh, actual consejero delegado de la compañía británica. El consejo de British se reune esta tarde para dar luz verde al acuerdo.

En base a este reparto, Caja Madrid, primer accionista de Iberia con el 22% del capital, será el primer inversor de la línea aérea con un 11,5% del accionariado, ya que Iberia tiene a su vez el 10% de BA. Por su parte, BA tiene hasta la fecha un 13,15% de Iberia, aunque su accionariado está más atomizado. El segundo accionista de la futura empresa será el fondo británico Invesco con un 6%, mientras que Blackrock ostentará un 5%. El Corte Inglés controlará un ,4% y la Sepi un 2,3%. Al inicio de las negociaciones, los británicos ofrecían a Iberia un 40% de la compañía. Pese a ser el doble de grande que Iberia, la elevada deuda de British Airways y el déficit del fondo de pensiones han jugado a favor de los negociadores españoles para lograr más peso.

La operación se realizará mediante la creación de una sociedad holding que dará entrada a los accionistas de cada empresa. Iberia y British Airways se mantendrán como dos filiales de esta compañía manteniendo su independencia operacional: una con base en el aeropuerto de Madrid y la otra en Heathrow.

El pacto podría situar a Antonio Vázquez como presidente de la sociedad, mientras que el consejo delegado será Willie Walsh, primer ejecutivo de la empresa británica, según los términos de la fusión que a estas horas aún se estaría negociando.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad