Recorte del 8% del empleo en las grandes empresas

stop

Las ventas en abril se reducen un 17,6% y los sueldos suben un 3,5%

Sin título

06 de junio de 2009 (23:15 CET)

Las empresas siguen recortando sus gastos ante la crisis y lo más sensible en estas situaciones es el empleo. En momentos en que las ventas caen en picado también se reducen los puestos de trabajo. Habitualmente las grandes empresas aguantaban mejor los embates de la recesión, pero esto ahora no es tan claro.

Las empresas que facturan más de 6 millones de euros, los antiguos mil millones de pesetas, han reducido sus plantillas del orden del 8% solo en el pasado mes de abril. Si se suman los puestos de trabajo que se agrupan en este tipo de empresas estaríamos hablando de casi 5 millones de empleados. Pero es que las ventas declaradas por estas empresas han caído casi el doble que el empleo un 17,6%, según los datos del estudio “Ventas, empleo y salario en las grandes empresas”, que elabora la Agencia Tributaria.


La construcción fue el ámbito donde más estrepitosamente cayó el empleo, ya que en el mes de abril las empresas de este sector redujeron sus plantillas casi un 13,8%, después de que estas compañías lleven más de un año y medio en caída libre.

La crisis es industrial, según se deduce de los datos del estudio. Si se evitan los subsectores de agua y energía, el número de trabajadores cayó en abril en un 9,8%. Pero es que también los servicios, en gran granero de la creación de puestos de trabajo, también perdió pulso en el ámbito laboral, con una caída del 7,1%. En cambio, las grandes empresas de agua y energía aumentaron sus plantillas en un ajustado 1,5%. Los observadores consideran que la solidez de las empresas del sector de la energía y agua, basadas en el cobro de tasas, y la ajustada plantilla que acostumbran a tener dichas sociedades explica este comportamiento anticíclico.

La caída de las ventas en abril se situó en el 17,6%, si se tiene en cuenta que en los meses anteriores el nivel medio del descenso era del 17% la conclusión es que la sensación de los consumidores y empresas es aún negativa. No obstante, las exportaciones registraron una ligera mejora, del 18%), especialmente gracias a las ventas impulsadas por sectores como el del automóvil, que tiene en España un especial efecto de arrastre. Pero el mercado interior tiró menos, con los que las ventas en el mercado local cayeron del orden del 17%, a pesar de que los precios o no subieron o en algunos casos cayeron.

Por sectores, las ventas de las empresas que más cayeron fueron las correspondientes a la construcción, con casi un 29%; la industria, -sin energía ni agua- con poco más de un 24%; y los servicios donde las ventas disminuyeron del orden del 17%. Sin embargo las ventas de las empresas de agua y electricidad aumentaron un 4,3%. Destacar que dentro de los servicios destacó el batacazo de los servicios a otras empresas, que se hundieron un 18,7%.

La Agencia Tributaria alerta de que el efecto estacional en las ventas de las grandes empresas es muy importante, lo que explicaría la caída a causa de las vacaciones de Semana Santa.

Por otra parte los sueldos no han bajado, han subido un 3,5% en las grandes empresas. No es que al final estas empresas sean inmunes a la crisis si no que como se ha visto, han disminuido con fuerza sus plantillas, con lo que la factura final ha bajado.

El sueldo medio bruto de los trabajadores de las empresas de tamaño grande se situó en abril en 2.035 euros, que incluyen también los impuestos correspondientes. Las empresas de gran tamaño de energía y agua fueron con unos incrementos del 10,7% las que más aumentaron los emolumentos de sus colaboradores.

Los trabajadores de servicios aumentaron sus salarios un 4,9% hasta los 1886 euros y los de la construcción percibieron un salario de 2.209 euros, con un aumento del 1,2%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad