Renta Corporación pierde 18,3 millones hasta septiembre

stop

Pedro Nueno, abandona el consejo

22 de octubre de 2009 (11:25 CET)

La inmobiliaria Renta Corporación redujo sus pérdidas entre enero y septiembre hasta los 18,3 millones de euros, en comparación con los 25,2 millones negativos de un año antes, debido a los ingresos extraordinarios obtenidos, casi todos por la venta de su participación en Mixta Africa.

Por otro lado, la junta de la sociedad ha aceptado la decisión de abandonar la empresa que ha tomado el consejero Pedro Nueno Iniesta, cuyo cargo finaliza el próximo 30 de noviembre.

Nueno es ingeniero industrial y Doctor of Business Administration. Graduate School of Business Administration en Universitat de Harvard el 1973 ; Profesor titular de la Cátedra Fundación Bertrán de Iniciativa Empresarial de l'IESE des del 1987, entre otros cargos y honores.

En un comunicado remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Renta Corporación ve indicios de una cierta estabilización en el mercado, especialmente en el residencial, aunque dice que aún se caracteriza por la falta de liquidez y la aversión a realizar nuevas inversiones.

Al término de septiembre, Renta Corporación tenía unas deudas netas de 295,9 millones de euros, que se habían reducido en 345,7 millones en comparación con las que soportaba al cierre de 2008, tras el acuerdo de reestructuración de la deuda alcanzado en mayo.

Los ingresos acumulados hasta septiembre ascendieron a 341,6 millones de euros, es decir, un 60% superiores a los correspondientes al tercer trimestre de 2008, debido en gran parte a unas ventas por importe de 331 millones, que aumentaron en 132,9 millones.
La inmobiliaria tuvo unos gastos generales de 4,3 millones de euros en este periodo, que fueron un 48% inferiores a los de septiembre de 2008, debido a la política de contención aplicada.
Esta política se notó también en los gastos de personal, a los que la inmobiliaria destinó 7,5 millones, un 55% menos que un año antes tras los ajustes salariales realizados y el recorte de unos 52 puestos que dejó la plantilla en 82 empleados.

Según explica la nota, la renegociación de la deuda y la venta de activos realizada en el marco del acuerdo de refinanciación dejan a la compañía en una situación adaptada al actual contexto de mercado, con una deuda neta y unos niveles de existencias reducidos a la mitad en comparación con un año antes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad